Domingo, 27 de mayo de 2018

“Los más de 250 proyectos gestionados han fijado población y creado empleo”

Esta entidad ha propiciado desde 2002 la creación y consolidación de cerca de 300 empleos en la zona y actualmente gestiona 2,7 millones y la ejecución de 16 iniciativas
Román Hernández, presidente de la Asociación Nordeste de Salamanca

La Asociación Nordeste de Salamanca desarrolla su actividad desde el año 2002 y engloba un casi un centenar de municipios de las comarcas de Ledesma, La Armuña, Peñaranda y Las Villas. El diputado y alcalde de Calzada de Valdunciel, Román Hernández, es el presidente de este Grupo de Acción Local que desde su creación ha impulsado más de 250 proyectos gracias a los fondos de diversos programas europeos (Prodercal, Leadercal y Leader), “que han tenido una repercusión importantísima en el mundo rural para asentar población y crear empleo”.

Y es que la ejecucion de estos proyectos ha posibilitado la creación y consolidación de casi 300 puestos de trabajo en la zona. “Creo que es una las iniciativas más importantes para creer y apostar por el medio rural. No creer solo por tener fe también porque se han aportado los suficientes recursos económicos para crear proyectos y empleo”, afirma el presidente de la Asociación Nordeste de Salamanca.

Para el periodo 2014-2020, la Asociación Nordeste cuenta con 2.750.000 euros del programa Leader, repartidos en tres asignaciones. A la primera asignación corresponden un total de 859.000 euros (2016-2018) repartidos entre los 16 proyectos productivos y no productivos aprobados. Según explica el presidente, para los productivos disponen de 687.400 y para no productivos, de 171.849 euros.

Apoyo a seis proyectos productivos

En este momento, de los proyectos productivos ya están aprobadas seis iniciativas por un importe total de 589.000 euros y que han comenzado a ejecutarse. Se trata de proyectos de distinta índole, como la mejora y revalorización de productos de compostaje en Topas (141.000 euros); la ampliación y modernización del centro polideportivo de tenis y pádel de Moriscos y Pelabravo (26.4005 euros); una planta de transformación de productos basados en insectos en Doñinos de Salamanca (59.425 euros); una casa de turismo rural en Juzbado (10.599 euros); nuevo velatorio en Campo de Peñaranda (27.865 euros); y la ampliación y modernización de instalaciones de empresa cárnica en Macotera (250.000 euros).

Iniciativas de nueve ayuntamientos

En cuanto a los proyectos no productivos, el presupuesto es de 171.850 euros y se ha repartido en nueve iniciativas de distintos ayuntamientos, que “se han ido dando por orden de entrada porque era complicado seguir otros criterios y la ayuda se da en función a la inversión y de si se prevé o no la creación de nuevos empleos”, destaca Román Hernández. Los ayuntamientos que recibirán una ayuda de entre 25.000 y 10.000 euros, son Rágama, Cordovilla, Valdelosa, San Cristóbal de la Cuesta, Valverdón, Mancera de Abajo, Palacios del Arzobispo, Castellanos de Villiquera y Calvarrasa de Abajo.

La Asociación Nordeste, asegura Román Hernández, “no es más que un gestor, que su misión más importante es repartir ese dinero que nos llega de Europa; intentamos que se beneficie todo el mundo que presente una iniciativa lo suficientemente viable para que el proyecto salga adelante. Hemos tenido en estos años unos 260 proyectos y únicamente uno no ha salido adelante, los demás se han podido realizar”.

Proyectos en reserva

Tras la puesta en marcha de estas iniciativas, la asociación tiene pendiente una nueva asignación del 20% de esos 2,7 millones (unos 600.000 euros) y ya tiene en reserva varios proyectos que “se analizarán en el momento en el que tengamos los recursos”. Se trata de la ampliación y modernización de línea de envasado y etiquetado de patatas en Aldearrubia; biotrituradora para la gestión de residuos en Calzada de Valdunciel; ampliación y modernización de quesería, secadero de jamones y macrofitas en San Pelayo de Guareña; y reforma de una vivienda unifamiliar para casa tutelada para personas con discapacidad en Gomecello.

Subvenciones a fondo perdido

Las subvenciones que se conceden a través de la Asociación Nordeste son a fondo perdido “pero controladas”, matiza Hernández, puesto que hay un seguimiento durante cinco años “porque si no se ejecutara el proyecto o no se cumplen los requisitos hay que devolver la ayuda a la Junta y la Junta, a Europa. No ha sucedido nunca, pero sí que ha habido algún problema con alguno que se ha solucionado. Además, los responsables son los miembros de la junta directiva, aunque es difícil que surjan problemas porque ahora no se adelanta el dinero ya que una vez que se aprueba el proyecto, lo primero que hay que hacer es ejecutarlo, después se certifica y se paga”.

Apoyo de la Diputación Provincial

Desde la Asociación Nordeste se destaca que las relaciones entre los diferentes Grupos de Acción Local de Salamanca son buenas, “hay colaboración y hay participación entre todos” y se subraya la importancia de la aportación de la Diputación Provincial de 60.000 euros anuales a cada grupo. Asegura el presidente que esta ayuda “nos ha sacado de algún que otro inconveniente y nos ha servido para poder cerrar el programa en el año anterior. Además, es una apuesta por el mundo rural desde las propias bases, de los que conocemos a pie de campo exactamente los problemas que hay y las iniciativas que pueden ser viables en cada municipio”.

Sobre el futuro los Grupos de Acción Local, Román Hernández considera que, aunque cada vez hay menos gente altruista que trabaje en este sentido, “la gestión de la junta directiva se nota siempre y favorece el buen funcionamiento del programa. No hay ninguna remuneración a la directiva, pero en Nordeste siempre hemos tenido una junta directiva muy implicada y se ha gestionado con buen criterio. Siempre ha habido consenso y acuerdo. Los técnicos también son parte importante de los proyectos porque conocen a todos los promotores, los visitan, los apoyan y están a su disposición para cualquier duda y consulta”, concluye.