Lunes, 28 de mayo de 2018

Unanimidad en la oposición para pedir el cese del consejero de Sanidad

El 'popular' Alejandro Vázquez recuerda que es una competencia del presidente de la Junta y defiende la calidad del sistema, aunque acepta mejoras

Luis Fuentes, portavoz de Ciudadanos en las Cortes

Todos los grupos de la oposición parlamentaria se unieron hoy para solicitar la reprobación y el cese del consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, por su gestión y el "deterioro" de la calidad del sistema en la Comunidad, en una propuesta que rechazó el PP en el pleno de las Cortes de Castilla y León.

La proposición no de ley socialista, con 14 puntos que recogen el “clamor” de la manifestación del pasado 20 de enero en Valladolid, expone en su propuesta de resolución que “reprobando al consejero de Sanidad y exigiendo su cese instan a la corrección inmediata de todas las medidas adoptadas”. Con esa redacción recoge la reprobación política, ya que esa figura no existe en el Reglamento de las Cortes.

Los intervinientes de Podemos, IU y Ciudadanos se refirieron a ello, aunque apoyaron el texto, igual que el procurador de UPL, mientras que el parlamentario naranja Manuel Mitadiel, cuyo partido no respaldó la marcha de la 'marea blanca', votó a favor, pese a que ironizó con que si el PSOE “había pensado en un candidato” a Antonio Sáez Aguado, según nforma Ical..

La socialista Mercedes Martín, que defendió la PNL, cuestionada por el PP por haber dicho que “es peligroso ponerse enfermo en Castilla y León con el PP gobernando” -los populares quitan cuando citan la frase la última parte-, recalcó que la critica de su grupo a la gestión sanitaria de la Junta no se extiende a los profesionales, sobre los que expresó el “orgullo” por su trabajo.

En una intervención que cerró con el aplauso de toda su bancada puesta en pie, Martín se mostró muy critica con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, de quien dijo que “está de perfil” ante el “clamor de la calle”, y con el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, e insistió en que la sanidad se ha deteriorado en la Comunidad con los recortes de las políticas populares.

Tras exponer el modelo del PP y el del PSOE a favor de la sanidad universal, pública y gratuita, subrayó que es la población la que dice que el sistema está “en riesgo” cuando ve como las listas de espera aumentan, están un año para hacerse una prueba o recibir unos resultados. “Lo dice la población, no la oposición”, recalcó.

Martín se preguntó, cuando se les acusa de hacer política sobre la sanidad, “qué hace aquí un presidente de perfil” y remarcó que criticar la gestión sanitaria no significa cuestionar a los profesionales, ni nadie pide su dimisión, sino que “nos sentimos muy orgullosos de ellos”. “Reprobamos su gestión, a ver si queda claro de una vez”, enfatizó.

La 'marea blanca' se manifestó contra las listas de espera, el deterioro del transporte sanitario, la paralización de inversiones o la “asfixia” de la sanidad rural, afirmó Martín, que subrayó que la iniciativa de su grupo recoge el “clamor de la calle”, y no van a cejar en ello, aunque se les acuse de hacer política con la sanidad por parte del PP.

Realidad o ficción

No compartió los argumentos expuestos Alejandro Vázquez (PP), quien afirmó que la reprobación del consejero no es una competencia de las Cortes, sino que es el presidente el que puede quitar la confianza de un miembro de su Gobierno. Sobre la corrección de las políticas, defendió la calidad de la sanidad, aunque reconoció que se puede mejorar. Desde el respeto a los que se manifestaron, Vázquez recordó que no se sumaron los sindicatos mas representativos, como los de médicos y enfermeras, al considerar que los partidos de la izquierda utilizaban la sanidad con uso electoralista.

De la misma manera, José Sarrión (IU) afirmó que la primera responsabilidad de un Gobierno es escuchar a los ciudadanos, coincidió en pedir el cese del consejero para revertir la política sanitaria y planteó que los jefes de servicio no se elijan por libre disposición.

En nombre de Podemos, Laura Domínguez rebatió con una serie de datos que no existan recortes y añadió que “se maquillan datos”, donde enumeró que en ocho años se han perdido 3.434 millones que es el presupuesto de un ejercicio de ese departamento

Por último, Martín preguntó si es realidad o ficción la suspensión de oposiciones, la pérdida de pruebas, las 60.000 firmas en Ávila para “dejar de maltratar a enfermos de cáncer” o la “asfixia” de los profesionales. “Estar 72 horas en un pasillo de urgencias o que se tarde un año en hacerte una prueba, la población lo vive como un peligro y el responsable es miembro del PP”, concluyó.