Domingo, 27 de mayo de 2018
Alba de Tormes al día

La riqueza de una vocación con muchos rostros

Las comunidades religiosas de Alba de Tormes celebran juntos la festividad de la Presentación del Señor y la Jornada de la Vida Consagrada

Más de 60 religiosos, religiosas, monjas y frailes de las diferentes comunidades religiosas de la Villa ducal se han reunido para celebrar juntos la Festividad de la Presentación del Señor, día en el que también se recuerda a todos los religiosos y religiosas con la Jornada de la Vida Consagrada.

La celebración de la Eucaristía y el rezo de Vísperas ha tenido lugar en la Casa Virgen Milagrosa, de las Hijas de la Caridad.

Hasta allí se han acercado Carmelitas Descalzas del Convento de la Anunciación, el P. Prior de los Carmelitas Descalzos, Fray Miguel Ángel de la Madre de Dios, que ha presidido la celebración, los religiosos de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Padres Reparadores o Dehonianos) junto con los novicios que este año están realizando ese tiempo de preparación a la vida religiosa, las Madres Isabeles, franciscanas de la Tercera Orden Regular, y las Madres Benedictinas, junto con las Hijas de la Caridad que, un año más, han abierto sus puertas para poder celebrar todos juntos este día. En la Eucaristía también ha estado presente el P. Francisco Buitrago, párroco de Alba de Tormes.

Durante la homilía, el P. Miguel Ángel ha subrayado cómo la entrega de los religiosos y religiosas es reflejo de la entrega del mismo Dios. Es llamativo el número de los consagrados en la Villa, cerca de 100, lo que constituye una auténtica riqueza igual que es una riqueza la complementariedad de los diferentes carismas que se unen en Alba: desde la vida contemplativa de las Carmelitas o las Benedictinas, a la fuerte entrega y apostolado de las Hijas de la Caridad, Isabeles, Reparadores o los Padres Carmelitas.