Viernes, 25 de mayo de 2018

Mañueco, algo más que el caso Lezo

Prácticamente Mañueco y el PP de ayuntamiento salmantino tenían acordado adjudicar la contratación de las guarderías del consistorio a la empresa de la esposa del expresidente de Madrid I. González. De hecho, las denuncias en diario.es, El Español y otros medios, junto a la detención y posterior prisión de los hermanos González, frustraron la adjudicación a su esposa de las guarderías en Salamanca. Aunque “los pliegos de condiciones podrían haber estado supeditados por el interés manifiesto de la empresa de Ignacio González y cía”.

  Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca, presidente del PP castellanoleonés y virtual candidato a la presidencia de la Junta de C y L, está “marcado” y noqueado como político.
La propuesta de investigación judicial a Mañueco, en la extensión salmantina del caso de corrupción Lezo, le salpica y le compromete. Ha dado muy escasas y vagas explicaciones –además de mentir y de contradecirse continuamente– sobre los contenidos de las conversaciones en la grabación de la UCO a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid. 
Ignacio González, encarcelado por el saqueo de sociedades públicas, aseguró en una conversación grabada por la guardia civil (UCO) a mediados  de 2016, que el alcalde de Salamanca, Mañueco, también del PP y conocido suyo, le iba a conceder cuatro guarderías para su mujer Lourdes y su nuevo negocio de centros infantiles. Lourdes Cavero tenía como socia a Carmen Pazos, gerente de “Mis Pollitos” de Salamanca. Así lo aseguraron los diarios El Español y El País, y posteriormente varios medios de comunicación nacionales, regionales y locales. 
       

Esta operación de blanqueo –fraudulenta, de beneficios muy pingües– se la explica  Ignacio González, en la conversación telefónica intervenida por la UCO, a su hermano Pablo, exconsejero de Merca Salamanca. 
Podemos y Ganemos han denunciado varias veces la falta de transparencia del PP a la hora de realizar contrataciones en el ayuntamiento salmantino (adjudicaciones de dudosa legalidad: Multiusos, piscinas y pabellón deportivo Aldehuela a la empresa ENJOY, entre otras).
Las instituciones están obligadas a un rigor excepcional en la contratación para garantizar la trasparencia, la equidad y la absoluta igualdad de oportunidades entre los contratistas. Pero no es así en la alcaldía de Salamanca.
Y es verdad que Alfonso F. Mañueco dirige y domina la corporación a su aire, y ha sido acusado con frecuencia*de permitir a algunos de sus ediles presuntos delitos corrupción en las concesiones públicas para favorecer “dopaje económico” en elecciones municipales 1999-2000. 
Está más que probado que la mujer de Ignacio González estuvo personalmente varias veces en la Corporación charra. Y allí, junto a la empresaria salmantina Pazos, se reunieron “con los que llevan la “cosa” de la Fundación de Cultura, y que de eso dependía lo de las guarderías”. Según varios medios de comunicación, fueron el director de esa Fundación y otros responsables municipales, los que recibieron a las socias de “Mis pollitos”, unidas por Chickies S.L.
  Prácticamente Mañueco y el PP de ayuntamiento tenían acordado adjudicar la contratación de las guarderías del consistorio a la empresa de la esposa del expresidente de Madrid. De hecho, las denuncias en diario.es y otros medios, junto a la detención y posterior prisión de los hermanos González, frustraron la adjudicación a su esposa de las guarderías en Salamanca. Aunque “los pliegos de condiciones podrían haber estado supeditados por el interés manifiesto de la empresa de Ignacio González y cía”.
  Pero las aspiraciones de Fernández Mañueco a presidir la Junta de C y L en las próximas elecciones autonómicas sustituyendo al actual presidente Juanvi Herrera, se han visto mermadas, no solo por sus indicios de implicación en el caso Lezo, en el negocio frustrado de las guarderías. El regidor salmantino tiene un voluminoso historial que está en el límite de la corrupción y de la prevaricación (ocultamiento de documentos e información administrativa). Citaremos algunos casos, como es la contratación poco transparente del consistorio que preside. Así lo ha denunciado la oposición (PSOE, Cs), pero sobre todo Ganemos. Se ha acusado al PP de colegueo varias veces, a la hora de contratar en el ayuntamiento salmantino. Virginia Carrera, edil de Ganemos, ha hecho pública la dinámica habitual en muchas de estas comisiones: autoritarismo y querencia por el "ordeno y mando" por parte del equipo de Gobierno, especialmente Mañueco y el teniente de alcalde de Hacienda, Fernando Rodríguez. 
  Hace pocos meses, la agrupación municipal de Ganemos en Salamanca, presentó una denuncia contra el alcalde y contra dos concejales y el jefe de Policía Local. Se les acusaba de un presunto delito de prevaricación administrativa que podría conllevar una inhabilitación para cargo público de más de nueve años. Estas presuntas irregularidades fueron: favorecer en la prórroga del contrato municipal, a la empresa Aceínsa Movilidad SL. Actualmente es la concesionaria de los servicios de señalización especial de eventos públicos y varios servicios más.
Otro tema, en el que el alcalde Mañueco se juega la presidencia de la Junta, son los excesos de su jefe de Policía Local, José Manuel Fernández (alias JM). Ni asuntos túrbidos de acoso y abuso de poder con subordinados, ni por anomalías en gastos y usos de vehículos para temas privados parecen motivo suficiente a Fernández-Mañueco para destituirle. Hace años, en un expediente del Ayuntamiento del 2003, ya se advertía del “autoritarismo” y trato “discriminatorio” del jefe de la Policía Local. Desde entonces, sin embargo, el poder del mayor JM no ha hecho más que crecer a la sombra del alcalde. Y pese a esto, posteriormente en 2012, Mañueco, decide ascender a este mando a jefe del Cuerpo. También se ha negado a cumplir varias sentencias judiciales sobre el Grupo SIETE, la llamada “policía política del alcalde”. 
Hace unas semanas, Podemos Salamanca y Pablo Fernández, han presentado denuncia formal contra Mañueco ante la Fiscalía. Piden que investigue estas grabaciones de la “operación Lezo” respecto a un presunto delito de amaño y trato de favor (del alcalde Mañueco) para adjudicar contratos a una empresa de guarderías del expresidente de Madrid. Según varios medios de comunicación, los investigadores creen que el negocio de las guarderías iba ser una tapadera para blanquear dinero de comisiones, o como dicen los mismos imputados “aflorar dinero B”. Por eso, los ediles de la oposición han tildado de “desvergüenza y tomadura de pelo” que sea precisamente Carlos García Carbayo –del PP–, concejal de confianza de Mañueco y “nombrado como Carlos” en las cintas grabadas de la UCO, el que presida la Comisión de Investigación de las Escuelas Infantiles sobre él y “Mis pollitos” (Chickies S.L.)
 Dicen que corren malos tiempos para el futuro político de Fernández Mañueco en Castilla y León. Es más, en un gran “zasca”, el líder de Podemos en la comunidad, reconoce que “Mañueco está, intelectualmente, varios escalones por debajo de Herrera”. También el líder podemita de C y L ha acusado recientemente a Mañueco, de estar "deslegitimado" para ser candidato de su partido a la Junta porque "ampara conductas y comportamientos corruptos". 
Mañueco tendrá que seguir arrastrando el cada vez más pesado lastre que le deja Juanvi Herrera en C y L: casos de la Trama Eólica, Perla Negra, irregularidades y descontrol en caja Duero-España, y la gran crisis en la Sanidad castellano leonesa.
Y en Salamanca llevará una repleta mochila: caso Hotel Corona Sol, sin licencia urbanística; caso Corte Inglés, construcción ilegal, reduciendo suelo para servicios públicos de los salmantinos). 
Hace cinco años, en el “caso Las Malotas”, favoreció a empresarios que se beneficiaron de la promoción con financiación pública municipal sobre estos terrenos de propiedad privada. “El proyecto del polígono de Las Malotas es algo oscuro y carece de sentido económico”, denunciaron desde la oposición hasta las asociaciones empresarial (Cámara Comercio y CONFAES).
Mañueco tan solo se preocupa de promocionarse como futuro sucesor de Herrera en la presidencia de la Junta de C y L ¿Y los resultados de tantos y tantos (cientos) de acuerdos y demás pamplinas publicitarias, electoralistas, para fomentar el emprendimiento y el talento investigador? Eso sí, el alcalde se hace continuamente fotos, pavoneándose de haber firmado varios convenios con sus amiguetes, con subvenciones y donaciones sin control, o promesas fantasmas en empleos a jóvenes  y en I+D+i. 
Y ahora, el alcalde Mañueco, más que está atrapado por el caso Lezo y las guarderías.