Jueves, 21 de junio de 2018

Poemas. Duele,Dos horas

 

DUELE

 Duele la sonrisa vacía  al terminar la tarde,

una lágrima

con temblor a pánico,

¡Duele!

Como la costura del cirujano

bordada sobre la piel,

¡Duele!

Como el sudor frío y silencioso de la muerte,

como el viento dormido de la infancia,

¡Duele!

Como una rosa descolorida,

arañando ,

el ayer.

 ¡Duele!

saber que te amé

con  la tenaz y salvaje alegría,

de ser el primero,

y vi disuelta

 tu mirada en  otra flor

¡Duele!

Como la tarde intangible,

 o el viento ululando

y no sabes,

si es cierzo o llama.

¡Duele!

 Como el sepulcral cristal de la niebla,

 el grito azulado de horas sin fecha

 ¡Duele!

 

 

 

DOS HORAS

 

Nos jugamos  el mundo real al cubilete,

ser amantes al caer la tarde,

colgamos a la entrada de cualquier puerta,

  nuestro juramento,

prendido por el hilo tenue,

que no rompe,

pero tampoco transciende.

“Dos horas”

Te sueño,

te aguardo,

tu perfume me envuelve

entrega, placer

Dos horas

Tendidos sobre el lecho,

vega fértil,

yermo sin mañana,

tus labios fuente de miel

 Fauno

arde como  volcán

cuidando del goce  pastoril. 

Dos horas

Mis manos,

tiemblan sobre tu cuerpo,

es mi día,

es tu regalo,

besos encadenados,

reglas rotas,

enloquecido,

tenso mí cuerpo,

 saciamos el hambre

  hombre y mujer.

Dos horas

Tus manos garras de pantera,

me buscan con furia,

dejan huella sobre  mi piel.

Dos horas

Desorden de sabanas

mojados, agotados

consumamos el lascivo vinculo,

sin firmar un papel.

¡Oh! Tormento de amantes

 con sabor a ceniza.

¡ Dos horas!

 

Isaura Díaz de Figueiredo