Viernes, 25 de mayo de 2018

Reflexión sobre el nacionalismo

El enemigo, o simplemente estereotipo, externo, ayuda a la manipulación. Y eso lo saben muy bien tirios y troyanos.

Quienes me leen con cierta asiduidad saben que el nacionalismo no es lo mío, que aunque tengo dos nacionalidades, dos banderas, dos patrias, todos esos conceptos son respetables pero que mi patria son mis amigos, mis afectos, mis nostalgias; vamos, que también soy algo francés, portugués… Y no soy más porque no he viajado tanto.

Por eso, celebro que por fin empiece a haber voces que ubican al nacionalismo, a cualquier nacionalismo, del lado de los –ismos malos, de los –ismos que excluyen, que dañan.

Por ejemplo, déjenme contarles que en México, sobre todo en septiembre, mes de las fiestas patrias, abundan los sombrerotes con la leyenda: “¡Viva México, cabrones!”.

En ese “cabrones”, a mi entender, está la clave; los nacionalismos del ¡viva! son agradables, encierran orgullo, alegría, nostalgia; no agreden, festejan; no insultan, comparten.

Sin embargo, el “cabrones” es como el “Espanya ens roba”, o el “los catalanes son…”, “los vascos son…”, “los franceses son…” Parafraseando a Borges, creo que era: ¿a poco usted conoce a todos los catalanes? O a todos los… que sea, por supuesto. Claro que no, pero el enemigo, o simplemente estereotipo, externo, ayuda a la manipulación, calienta la víscera.

Estoy de acuerdo con quienes dicen que la izquierda debe revisar su relación con los nacionalismos excluyentes, entre otras cosas porque, en el caso de España, como se dice cada vez más, le dejan esa idea de disfrute de lo mucho que tenemos en común a quienes se envuelven, con más o menos aviesas intenciones, en la bandera, ayudándoles a disimular su propio nacionalismo excluyente.

Si la gente de Iglesias sigue en sus trece, bien, lo suyo, ya lo he escrito más de una vez, es ser muy radicales… para que saque tajada de ello don Mariano.

Yo espero que quienes, como yo, están orgullosos de ser lo que son, sin menoscabo de criticar lo que no gusta y de ser muchas otras cosas, seamos cada vez más y nos oigamos cada vez más y mejor, al menos entre nosotros.

¡Hala Unión!

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)