Jueves, 22 de febrero de 2018

Torrent aplaza el pleno para investir a Puigdemont

Puigdemont ya ha decidido que no regresará a España y, de momento, se evita la investidura a distancia
El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent

El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, ha aplazado esta mañana el pleno de investidura que debía empezar esta tarde a las 3 de la tarde para reelegir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat. Puigdemont ya ha decidido que no regresará a España y Torrent evita de momento la investidura a distancia.

El presidente de la Cámara catalana ha anunciado que la sesión parlamentaria “queda aplazada, pero no desconvocada”. Y ha pedido "respeto" al Gobierno central y a los tribunales en relación al pueblo catalán y la democracia y ha asegurado que la vicepresidenta del Gobierno y el Tribunal Constitucional no decidirán quién ha de ser el presidente de la Generalitat. “Son los diputados de esta Cámara a los que les toca hacerlo”, ha señalado en un discurso institucional desde la sala de aduiencias del Parlamento catalán.

Torrent ha anunciado que de momento no propondrá otro candidato distinto a Carles Puigdemont. “Tiene toda la legitimidad y todo el derecho”, ha dicho. “Me comprometo a garantizar su inmunidad como el de todos los demás diputados”, ha apuntado. Por ello, ha instado a los servicios jurídicos de la Cámara a que presente alegaciones al recurso del Constitucional contra la investidura de Puigdemont. Y ha señalado que el pleno de investidura se reactivará cuando pueda asegurar su celebración con garantías y la investidura pueda ser “efectiva y real”. "No aceptaremos injerencias" a 600 kilómetros, porque el Gobierno crea que los catalanes votaron mal el 21-D, ha expresado,

Torrent ha instado además al TC a que resuelva cuanto antes las alegaciones. “Sé cuál es mi responsabilidad”, ha afirmado. Y ha advertido de que irá hasta el final para defender los derechos de Carles Puigdemont para someterse una investidura con todas la garantías”. “La democracia no se suspende”, ha asegurado.

“Este Parlament investirá al candidato que tenga más apoyos de la Cámara”, ha rematado. Tras el anuncio de Torrent, la mesa de la Cámara se reúne esta mañana.

Por su parte, el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), ha defendido este martes la investidura de Carles Puigdemont frente a las "querellas o amenazas" del Estado. Lo ha hecho en un apunte en Twitter horas antes de que empiece el pleno del Parlament al que JxCat, ERC y la CUP llegan con un acuerdo para dar luz verde a la investidura de Puigdemont.

"No hay nada más constitucional que investir un Govern de los partidos que han ganado las elecciones y nada más inconstitucional que intentar impedirlo con órdenes de cárcel y detención", ha reivindicado Costa.

La incertidumbre era total este lunes en torno a la celebración de la sesión del martes en el Parlamento de Cataluña para investir nuevamente como presidente regional al independentista Carles Puigdemont, quien mantenía la incógnita sobre si regresaría a España.

Nulidad del dictamen del Constitucional

Dentro de la batalla judicial, Puigdemont y su partido Juntos por Cataluña pidieron este lunes la nulidad del dictamen del Constitucional, al considerar que vulnera "derechos fundamentales" de los diputados del Parlamento, según indicó la formación. El tribunal se reunirá el mismo martes para estudiarlo. "Un señor fugado de la justicia, un señor que ha pretendido unilateralmente liquidar la soberanía nacional y la unidad nacional, pues evidentemente no puede ser presidente de nada", fustigó el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la cadena COPE.

Elevando las expectativas de un posible regreso, Puigdemont solicitó este lunes en un escrito a Torrent que tome "las medidas necesarias para salvaguardar" sus derechos y así poder someterse al pleno de investidura. "Él ha dicho públicamente que él hará lo que crea más conveniente para la causa que él defiende", dijo este lunes a la radio Rac1 su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas.

En todo caso, parece quedar descartada una investidura telemática, una posibilidad barajada por Puigdemont para evitar ser detenido y puesto en prisión preventiva en caso de vuelta a España.

Puigdemont se exilió voluntariamente en Bruselas después de la declaración de la república catalana por parte de la cámara regional. La independencia no se materializó: el Gobierno central intervino la autonomía de la región de 7,5 millones de habitantes y una economía equivalente a casi el 20% del PIB español, destituyó a su Ejecutivo y convocó elecciones para el 21 de diciembre. En esos comicios los independentistas volvieron a sacar mayoría absoluta (70 escaños de 135).

En medio de la incertidumbre, algunos independentistas han comenzado a esbozar la idea de que Puigdemont desista. "Si hay que sacrificar al presidente Puigdemont, tendremos que sacrificarlo", declaró al diario La Vanguardia Joan Tarda, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), al afirmar: "Hay un bien superior: que haya gobierno" en Cataluña y termine el control regional desde Madrid. Junts per Catalunya, de Puigdemont, afirma que no hay "plan B" a su candidatura.

El PSC pide la suspensión del pleno

El PSC había pedido esta mañana por escrito al presidente del Parlament, Roger Torrent, que suspendiera el pleno de investidura de Puigdemont, que estaba previsto para este martes a las 15 horas.

El escrito, recogido por Europa Press, está firmado por el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y la portavoz, Eva Granados, que han entregado una copia a la Mesa del Parlament, que se reúne a las 10 horas.

La solicitud pide suspender el pleno de investidura "dado que no se cumplen las condiciones establecidas por el Tribunal Constitucional", así como abrir una nueva ronda de consultas para analizar la situación.