Lunes, 28 de mayo de 2018
Béjar al día

Béjar y La Covatilla, ven a vivir experiencias llenas de emociones

BÉJAR | Estación de esquí La Covatilla, días de nieve y sensaciones para amantes del deporte blanco que exigen mucho más

La Covatilla, mucho más que una estación de esquí

La Covatilla se ha convertido en uno de los puntos fuertes del Turismo de Béjar y por tanto de la economía de la ciudad y de la comarca. La estación de esquí está recibiendo un millar de esquiadores cada fin de semana,  lo que supone un gran impacto durante la temporada invernal para los restaurantes, casas rurales, hoteles y comercios de la zona, entre los que podemos incluir los de localidades del norte de Extremadura, como Hervás y de la provincia de Ávila, como El Barco.

A principios del siglo XX recibió la Sierra de Béjar a los primeros excursionistas que utilizaron este espacio para el esparcimiento y el recreo. En 1977 se inaugura la primera carretera al llano de La Covatilla, construida por un centenar de montañeros voluntarios, a pico y pala con suscripciones populares. En el año 2.000 se aprueba la adjudicación de la estación de esquí, que se había proyectado en un principio, como un núcleo de servicios con infraestructuras necesarias pero las mínimas para el aprovechamiento de dos recursos naturales, la nieve y la montaña.

Hoy en día, a 1995 m. de altitud, en el Llano de La Covatilla un gran complejo de servicios que cuenta con restaurante, tienda, taquillas, edificios de reuniones y despachos, escuela de esquí, alquiler de equipos, punto de información turística y aparcamiento; da paso a algo más de 20 km de pistas que alcanzan los 2370 m. de altura en la cima de El Canchal Negro, con desniveles de 374 m, unas pisadas y otras naturales debidamente señalizadas, en las que los deportistas pueden disfrutar de nieves vírgenes y espectaculares paisajes. Además, los servicios de la estación se han ampliado esta temporada con la apertura de un parque de nieve en el que el turismo de aficionados tiene cabida para poder disfrutar de los trineos.

En la actualidad, nuevos proyectos se están acometiendo por parte del Alcalde de Béjar, Alejo Riñones, que se ha puesto al frente de la estación Sierra de Béjar ‘La Covatilla’, una de las pocas de gestión municipal de la península y bajo su dirección se ampliará el aparcamiento. Con la aportación de 270.000 euros de la Diputación de Salamanca, en mayo comenzarán las obras para pasar de las 300 plazas actuales a algo más de 900.

El segundo de los proyectos más inmediatos será la inauguración, el próximo verano, de un bike park, que complementará el uso y explotación de la estación durante la época estival. Una escuela taller de carpintería está trabajando en la preparación de los obstáculos, rampas y trampolines, para que todo esté listo cuando finalice la campaña de nieve.

Bautismos Blancos un proyecto que crea futuros esquiadores

Hay que destacar el programa de iniciación al esquí implantado en la estación bejarana bajo el nombre de ‘Bautismos Bancos’, una iniciativa en la que también colabora intensamente la Diputación Provincial y diputaciones de Cáceres y Ávila, así como centros escolares de Portugal, que han traído a 9360 escolares el pasado año, cifra que esta temporada se prevé que aumente por lo pronto que han caído las primeras nieves, porque la Diputación de Salamanca ha aumentado el número de alumnos becados y porque el Ayuntamiento de Béjar cuenta con un comercial en el país vecino.

Dentro del programa Bautismos Blancos se organizan jornadas de convivencia y aprendizaje para iniciar en el deporte del esquí a los niños y jóvenes de colegios e institutos, con ello se crea una afición y se siembra para que estos escolares vuelvan en un futuro, cuando se conviertan en adultos, o bien próximamente con sus familias y además la estación sea más viable durante los días entresemana, que es cuando tiene menor afluencia de esquiadores. De hecho el Alcalde anima a los aficionados al deporte blanco a que planifiquen sus vacaciones de invierno aprovechando los días de lunes a viernes, en los que no hay que hacer colas para utilizar los remontes y el servicio es mucho más personalizado y sin esperas.

La Covatilla es considerada, por muchos usuarios con niños, como una de las mejores estaciones de España, e incluso de Europa, para la práctica del esquí en familia, por la calidad de sus tres pistas de debutantes en las que los más pequeños pueden aprender y practicar sin peligro y las pistas rojas que permiten la diversión de los mayores.

El centro de turismo activo La Covatilla ha recibido en lo que va de temporada a cerca de 8000 personas que practican esquí o snowboard, sus instalaciones están a pleno rendimiento, crea unos 70 puestos de trabajo directos y muchos indirectos en la hostelería y el comercio. Un recurso turístico que se complementa en Béjar con museos, historia, arte y tradiciones, con una naturaleza exuberante en los alrededores que enmarca numerosas rutas de senderismo y patrimoniales, un destino de interior ideal para vivir experiencias que nadie se puede perder.

Reportaje Fotográfico Manuel Lamas / Ana Vicente

  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA MANUEL LAMAS
  • FOTOGRAFÍA MANUEL LAMAS
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA MANUEL LAMAS
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE
  • FOTOGRAFÍA MANUEL LAMAS
  • FOTOGRAFÍA ANA VICENTE