Domingo, 15 de julio de 2018

Castilla y León forma a cerca de 1.400 alumnos a través de contratos a jornada completa

Los programas mixtos de formación y empleo se desarrollan en 144 escuelas-taller facilitan la inserción laboral de la mitad de estos desempleados

Pedro Grijalba, gerente provincial del Ecyl, en su última visita a un taller de empleo / Foto de Alejandro López

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha mantenido un encuentro con los profesores y alumnos del programa mixto de formación y empleo -anteriormente conocidos como escuelas-taller- que están interviniendo en las obras de conservación y recuperación de la Catedral de Palencia.

Las actuaciones previstas dentro de los programas mixtos de formación y empleo que impulsa el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl) para el curso 2017-2018 incluyen 144 programas mixtos en toda la Comunidad que están permitiendo formar, a través de contratos de formación y empleo a jornada completa, a un total de 1.392 trabajadores en situación de desempleo, con una inversión pública de la Junta que asciende a 13.934.929 euros.

Características de los programas mixtos

Los programas mixtos de formación y empleo combinan acciones en las que se proporciona una cualificación y adquisición de competencias profesionales, así como una experiencia laboral a las personas desempleadas. De esta forma, desarrollan formación teórica y práctica en alternancia con la prestación de un trabajo real en la ejecución de obras o servicios de utilidad pública o interés social, para favorecer la inserción laboral de los participantes.

Los destinatarios son trabajadores desempleados inscritos en el Ecyl teniendo preferencia los colectivos de menores de 35 años, preferentemente sin cualificación; mayores de 45 años, especialmente quienes carezcan de prestaciones y presenten cargas familiares; parados de larga duración, con especial atención a quienes han agotado prestaciones por desempleo; y personas en riesgo de exclusión social.

Las contrataciones se hacen en la modalidad de contrato de formación y aprendizaje inicialmente por seis meses, pudiéndose prorrogar por tres o seis meses más según la duración de las acciones.

La duración de la jornada de trabajo es del 50 % y el otro 50 % es de formación teórico-práctica. La formación impartida está vinculada a los módulos formativos de los Certificados de Profesionalidad.

La formación y la capacitación de los trabajadores es imprescindible para incrementar la productividad de los trabajadores. Los programas mixtos de formación y empleo constituyen una fórmula válida de inserción laboral al mejorar las posibilidades de ocupación de los desempleados, llegando a alcanzar el 50 % de inserción en las actividades más demandadas por el mercado laboral.