Sábado, 21 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Comienza el montaje de la infraestructura carnavalera, que tendrá un par de novedades

CIUDAD RODRIGO | Los 13 operarios del Ayuntamiento que se encargarán de la tarea colocaron en la mañana del lunes las primeras agujas

Con el alumbrado navideño todavía colocado, Ciudad Rodrigo empezó a ponerse en la mañana del lunes su disfraz carnavalero, a falta de exactamente 32 días para que llegue el esperado Viernes de Carnaval en el que se vivirá el gran estallido festivo.

A lo largo de estas semanas que faltan, se sucederá el montaje por parte del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo de todos los elementos necesarios para hacer posible el Carnaval, comenzando como es habitual por las primeras agujas.

Durante la mañana del lunes, se colocaron agujas en tres zonas: por un lado, en dos espacios donde no afectan ni a peatones ni a vehículos, el muro del Registro y el Paseo de las Madroñeras de la Avenida Conde de Foxá (en ambos casos se trata de agujas de baja altura situadas en zonas que no son de paso); y por otro lado, en una zona donde sí afectan al tráfico, en uno de los laterales de la Avenida Conde de Foxá entre –aproximadamente- el punto donde se sitúan los corrales para los encierros urbanos y el puente de la Autovía.

Estas primeras agujas fueron colocadas por los dos equipos de operarios que tendrá el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo destinados al montaje y desmontaje de la infraestructura carnavalera que corresponde al Consistorio.

Según explicó en la mañana del lunes el delegado de Instalaciones, Joaquín Pellicer, a Ciudad Rodrigo Al Día, en total habrá 13 personas destinadas a estas tareas: 9 trabajadores temporales (entre ellos la cuadrilla que ha estado trabajando en la renovación de las aceras de la calle Lope de Vega junto a otros tres empleados que estaban repartidos por otras tareas), y 4 pertenecientes a la plantilla del Ayuntamiento, dos de ellos oficiales que se encargan de los equipos de trabajo.

Día a día, estos operarios irán desplegando todas las agujas necesarias para los encierros tras lo cual llegará la hora de actuar en la Plaza Mayor, preparando las barreras a partir de las cuales se construirán los tablaos el fin de semana previo al Carnaval.

El recorrido del encierro a caballo no cambia

El delegado de Festejos, Cristian González, junto a Joaquín Pellicer, indicaron en la mañana del lunes que los recorridos de los encierros no presentan ninguna novedad, lo que significa que el recorrido del encierro a caballo será el mismo que el del año pasado, cuando la manada bajó por la Cuesta de Valhondo procedente de unos corrales instalados en un espacio habilitado entre dos inmuebles de la zona denominada El Carazo.

En el global de la infraestructura carnavalera, sí habrá un par de novedades, según comentó Joaquín Pellicer, que estarán concentradas en la salida del coso taurino de la Plaza Mayor hacia la calle San Juan. Allí se instalarán dos nuevos elementos similares a los que ya hay en la salida del coso hacia la calle Madrid.

Por un lado, en los primeros metros de la calle San Juan se montará una contrapuerta de protección, igual a la que se estrenó el año pasado en la calle Madrid, para evitar que los astados puedan huir en caso de saltar o romper las puertas de madera del coso taurino. Por otro lado, y para hacer que esa nueva contrapuerta de la calle San Juan sea totalmente efectiva en caso de huida de un astado, se colocará una nueva puerta de barras verticales que deberá atravesar el público que quiera acceder a los bajos de los tablaos en dirección a la calle Sánchez Arjona (idénticas a las que hay a los dos lados en el inicio de la calle Madrid).

En otro orden de cosas, el próximo sábado se procederá a realizar la habitual revisión precarnavalera de la enfermería ubicada en los bajos de la Casa Consistorial, para comprobar el estado tanto de los equipos como del material (incluido las medicinas), para traer todo aquello que falte. En principio, la enfermería no tendrá ninguna novedad significativa este Carnaval.