Sábado, 21 de julio de 2018
Béjar al día

Los Reyes Magos le traen al Acalde las nevadas que les pidió al entregarles la llave de la ciudad

BÉJAR | La primera gran nevada de este invierno dará comienzo a la temporada de esquí y el punto de información turística en La Covatilla se hace realidad con 10 años de retraso

La ciudad recibe la primera nevada del invierno

Nieva en Béjar desde última hora de la mañana, intensificándose en algunos momentos, aunque la nevada no acaba de cuajar en la ciudad, si lo ha hecho en los montes de los alrededores.

Los lugares que han amanecido cubiertos de blanco han sido los Picos de Valdesangil y la Sierra de Béjar hasta la base de sus faldas, por lo que los aficionados al esquí y los negocios turísticos de la ciudad están de enhorabuena, La Covatilla está cubierta para iniciar al completo la temporada de esquí. Parece que los Reyes Magos le han traído al Alcalde lo que ayer les pidió, al entregarles la llave de la ciudad.

La estación está lista, de hecho las pistas de debutantes ya estaban en funcionamiento gracias a los cañones de nieve artificial. Y este año, se instala un punto de información turística que lo que tiene de novedoso es que le han destinado un espacio independiente, algo que ya se sugirió, hace 10 años por la entonces técnico en turismo del Ayuntamiento, cuando la estación funcionaba en manos de Gecobesa y ella misma intentó que se incluyera como punto obligatorio en el convenio de cesión entre la empresa y el consistorio. La propia técnico subía los folletos y la información disponible sobre recursos turísticos y establecimientos hosteleros y comerciales.

Ahora esa idea se retoma y por fin se ha abierto un punto de información independiente, donde los esquiadores podrán tener a su disposición toda la oferta turística que complemente su viaje deportivo y ayude a alargar las estancias porque en Béjar hay mucho que ver y disfrutar tanto por su naturaleza como por su patrimonio cultural, pero es muy importante que se de a conocer. Puede que si los diferentes equipos de Gobierno que han pasado por el consistorio de la ciudad hubieran mantenido un técnico en turismo en su plantilla y algún peón de obras menos, el desarrollo de este sector, que pretende ser el motor de la economía de la zona, no hubiera perdido 10 años de progreso y dinamización.