Jueves, 19 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Roban por el método del alunizaje en la tienda de telefonía de la Avenida de España de Ciudad Rodrigo

CIUDAD RODRIGO | El establecimiento ya fue objeto de un robo en 2015 y de otro intento en mayo del año pasado

La tienda de telefonía de Movistar situada en la Avenida de España de Ciudad Rodrigo (en las inmediaciones de la rotonda de El Cruce) fue objeto en la madrugada del jueves al viernes de un nuevo robo de relevancia, el segundo que sufren en menos de tres años.

El primero de ellos ocurrió en febrero de 2015, cuando los ladrones cogieron una tapa de alcantarilla para romper el cristal de la tienda que da a la calle Serrano y acceder al interior, donde sustrajeron un amplio número de móviles de última generación. Aquel robo se esclareció un par de meses después, cuando la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a una banda que había cometido al menos 27 hechos delictivos en todo el territorio nacional.

En el caso de este robo con el que se ha estrenado el 2018, los ladrones emplearon un método aún más escandaloso para acceder al establecimiento, el del alunizaje, empotrando en el primer tramo de la madrugada del jueves al viernes un vehículo contra la gran cristalera de la tienda que da a la Avenida de España, junto a la zona de entrada al mismo (que está protegida por las noches por una persiana metálica).

Al igual que ocurrió en la anterior ocasión en que entraron a robar allí, los ladrones arrasaron con todos los móviles que encontraron, según apuntan desde el establecimiento, que como es lógico no ha podido funcionar en la jornada del viernes, un día de mucho ajetreo comercial al ser las horas previas a la llegada de los Magos de Oriente.

Como se puede ver en las imágenes, a media mañana del viernes se acercó hasta el lugar un camión de la empresa Urbaser para retirar los trozos de la cristalera destrozada al empotrar el vehículo, un método de robo que no se había empleado en Ciudad Rodrigo al menos en los últimos años.

Hay que recordar que entre medias de estos dos grandes robos que ha sufrido esta tienda de telefonía, los ladrones también intentaron robar en el establecimiento una madrugada de mayo del año pasado, en aquel caso forzando la persiana metálica que protege la puerta de entrada. Sin embargo, no consiguieron forzarla del todo, dejando como único resultado de su acción delictiva los daños en la citada persiana.