Sábado, 21 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Adrián Píriz y Mercedes Pila se adjudican con grandes marcas la 2ª San Silvestre Farinata

CIUDAD RODRIGO | En la carrera Senior hubo pocos disfrazados, siendo premiados como los mejores Zipi y Zape

La vía de servicio izquierda (en dirección a las Tres Columnas) de la Avenida de Salamanca fue el centro neurálgico en la tarde del domingo de la despedida del año 2017 en Ciudad Rodrigo, con la 2ª San Silvestre Farinata promovida por el Club De 0 a 42 con la colaboración de Miroevents, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, Alquileres Miral y SPM.

Respecto a la primera edición celebrada el año pasado con la calle Laguna como eje, esta 2ª San Silvestre tenía como hándicap que se disputaba apenas unas horas después de la emblemática San Silvestre de Salamanca capital, en la que habían tomado parte unos cuantos mirobrigenses.

Pese a todo, la cita de la tarde de Nochevieja en Miróbriga registró una aceptable participación, siendo lo más ‘negativo’ la escasez de disfraces, sobre todo en la prueba senior de 10 kilómetros, en la que sólo hubo dos parejas disfrazadas: dos chicos que fueron ataviados como Zipi y Zape, y dos chicas como una especie de hadas navideñas. Los ganadores al premio al mejor disfraz fueron Zipi y Zape, tras los cuales se escondían Carlos Martín Palacios y Javier Hernández Palacios.

Por cierto, que una de las hadas fue Marta Rosado, que aparece en el programa de Telecinco Viva la Vida desarrollando sesiones de entrenamiento personal, y que de forma previa a la salida senior, dirigió unos breves ejercicios de calentamiento tras proponerlo el speaker del evento, Chuchi Caridad.

Hubo algún disfraz más en las pruebas infantiles, que se abrieron con una primera carrera para chavales de 4 a 8 años a la que siguió otra para los de 9 a 13 años. Estas pruebas no tuvieron clasificaciones, recibiendo todos los participantes una medalla. Tras la segunda carrera infantil hubo que esperar casi una hora hasta que por fin llegó el momento de la prueba senior, consistente en tres vueltas a un circuito de unos 3.300 metros (en total salieron 10 kilómetros exactos), que hacía un zig-zag por las calles que conectan la citada vía de servicio y el Camino del Cementerio.

El ganador de la prueba fue el mirobrigense Adrián Eusebio Píriz Simón, que tomó ventaja en el tramo inicial, aunque posteriormente se emparejó con Juan Calvo, dando prácticamente dos vueltas juntos hasta que avanzada la tercera vuelta Adrián Píriz dio el hachazo definitivo que le llevó a la victoria con un gran registro de 35’53” (según apuntaba era la primera vez en su vida que bajaba de 36’00” en la distancia de 10 kilómetros). A 24 segundos entró Juan Calvo, cerrando el podio Alberto Luengo con un tiempo de 38’06”.

Mientras, en categoría femenina, la ganadora fue María Mercedes Pila (corredora con varias victorias en carreras de montaña), con un gran registro de 38’09” (en el global fue la 4ª en entrar en meta), sacándole bastante diferencia a las otras integrantes del podio: Lorena Guinaldo, con un tiempo de 42’20”, y Sonsoles D’Anglade, con 47’33”.

Además de las categorías principales, hubo otras clasificaciones. En la modalidad Cadete se impuso con una marca de 54’17” Alberto Fraile, sacándole apenas un segundo al 2º, Juan Morán Montejo. En tercera posición entró José Ángel Martín, con un registro de 59’22”. Mientras, en Juveniles, la victoria fue para Álvaro Herrero, con una marca de 41’33”, siete segundos por delante de Ángel Macarro. Cerró el podio de esta categoría Diego Cencerrado, con 47’44”.

Mientras, en veteranos, el podio masculino estuvo formado por Ramón Merino López (38’19”), Gonzalo Bernabé (38’33”) y Manuel Navas Nevado (42’56”), y el femenino, por Sonsoles D’Anglade (47’33”), Estela Cañón Sánchez (51’03”) y Liliana Acero (54’42”).

Hay que apuntar que a lo largo de la tarde hubo tiempo para que saliera el sol, para que se nublase, para que cayese un breve chaparrón e incluso para que saliese el arcoíris, todo ello con una temperatura agradable.