Domingo, 15 de julio de 2018

Cartas de los lectores

Carta a los Reyes Magos

Queridas Majestades de Oriente:

Lo primero presentarme: Soy José Luis, del Reino de España y vecino de una de sus capitales, Salamanca, aquella que fue centro de cultura del Reino en otros tiempos.

En primer lugar, ruego me perdonen por tener el descaro de dirigirme a sus Majestades después de la escasa generosidad con la que recibimos a los refugiados que huyen de los conflictos bélicos de su tierra.

Disculpen mi atrevimiento pero apelo a la magnanimidad y bondad que caracteriza a sus altezas, -ayudados de cierta magia-, para que puedan solucionar algunos problemas de mis vecinos, amigos y paisanos y que no pude pedir a su “colega” Papa Nöel, por no sobrecargarle de trabajo.

Comenzaré con uno de los problemas que más nos preocupa, la Sanidad. Largas listas de espera que se prolongan en el tiempo (algunas pasan del año) y carencia, en muchos casos, de especialistas en algunos Centros de Salud, donde los médicos de familia, que sufren acumulación de trabajo por ausencia de compañeros, no pueden atender a los pacientes suficientemente. Hay que añadir que el sistema informático se cae constantemente, impidiéndoles consultar el historial del paciente y que la interminable obra del nuevo Hospital (que parece la del Escorial) no acaba.

La partida presupuestaria destinada a Sanidad disminuye, siendo la menor en mucho tiempo en los Presupuestos Generales pendientes de aprobación. Únicamente se incluye alguna inversión por parte de la Junta respecto a material de nueva adquisición e inversión inmobiliaria, necesaria, pero que no enmascara la carencia de presupuesto para paliar la falta de personal.

Intenten, también, solucionar los recortes sanitarios en el ámbito rural, que con una población envejecida, dispersa y necesitada de atención, sufre la disminución de días de atención en consultorios.

Estoy seguro de que estas peticiones les han llegado ya de multitud de asociaciones en defensa de la sanidad pública.

 

La Educación también necesita su ayuda, la provincia va perdiendo población y, por tanto niños, desaparecen colegios y los pequeños se ven obligados a trasladarse a otros, incumpliendo en algunos casos la ratio alumnos/profesor.

Ayuden a nuestros políticos a consensuar una Ley de Educación seria, duradera y de acuerdo con profesores, alumnos y padres.

Necesitamos también que disminuyan las tasas de nuestra Universidad (parece

que esto está en camino) y que aumenten las becas, porque la Universidad es

esencial para el desarrollo económico de Salamanca.

 

Majestades: ¿cómo podía olvidar pedirle magia para algo tan importante como las pensiones? Su cuantía en Salamanca es la tercera más baja de la Comunidad (con una media de 847 /mes, 77 euros inferior a la media nacional). Alrededor del 43% de las mismas son inferiores a 700 euros y casi el 14% del total inferior a 500 .

Estas cantidades subirán en 2018 un 0.25%, es decir, cada año los pensionistas serán más pobres a pesar de la “recuperación económica”.

Les pido su magia sobre el Gobierno, que modifique la actual ley de pensiones, ya que aumenta el número de años cotizados para calcular la pensión y la edad de jubilación. Así nunca se conseguirán pensiones dignas.

El sistema de pensiones ha quedado tremendamente debilitado por los efectos de la Reforma Laboral; el aumento de la contratación temporal y parcialidad involuntaria impedirá a nuestros jóvenes acceder a ellas.

Necesitamos mucha magia para solucionar la despoblación de nuestra región, problema endémico en zonas deprimidas y, de manera alarmante, en algunas zonas de Salamanca. Aquí se ha agravado por la supresión de servicios públicos básicos, como sanidad, educación y atención social, además de otros privados como el bancario, comercial e incluso religioso.

Creo Majestades que las administraciones públicas deben atender a todos los ciudadanos en condiciones dignas. Deben frenar el abandono de las zonas rurales, acondicionando redes de transporte y comunicación entre las poblaciones y centros de servicios públicos que acerquen a las personas mayores y/o carentes de medios. Deben modernizar la cobertura de los medios de comunicación en el ámbito rural así como de las redes de internet de forma que se favorezcan las redes sociales y la posibilidad de implantación de empresas de la denominada industria 4.0.

Les pido para la mujer trabajadora: trabajos en igualdad con los hombres y desaparición de la brecha salarial (recuerden ustedes que, respecto a sus compañeros, muchas mujeres trabajan gratis desde el 8 de noviembre hasta fin de año).

También, y muy importante este deseo para que la sociedad, haga llegar a los hombres y a los niños y niñas la educación en igualdad, vital para erradicar la gravísima lacra que padecemos, la violencia de género (recuerden que son 48 víctimas, (la última ayer) incluidos niños, además de 27 menores huérfanos este año, que no podrán disfrutar de la ilusión que generáis)

Tengo esperanza en el poder de vuestra magia para ver colmadas estas peticiones, al menos denunciarlas, pues no puedo confiar sólo en la solidaridad de mis gobernantes, no muy diferente de los de vuestra tierra de origen.

José Luis Hernández Rivas

Secretario General UGT Salamanca