Miércoles, 25 de abril de 2018

Libros de fútbol por Navidad

En Inglaterra, al día siguiente de Navidad, el fútbol funciona a tope. El día 26 de diciembre se celebra el “Boxing Day” o “Día de las cajas”, una fecha festiva desde 1871 y se juega una jornada de la “Premier League”. Cuenta la tradición que se efectuaban colectas para los más necesitados antes de Navidad y el dinero se depositaba en cajas (boxes) que se abrían el 26.

Otras versiones señalan que los sirvientes de las familias acaudaladas de la época celebraban la fiesta navideña un día después con las sobras de la comida de sus patrones, llevadas en cajas hasta sus hogares. En España, estas jornadas son de descanso y se suspenden las competiciones. Pero, a falta de fútbol jugado, bien queda también un fútbol leído

En estos días he disfrutado con varias lecturas futbolísticas y aproveché para publicar algún otro artículo escrito para solaz personal. En w.esfutbol.net expresé “¿Por qué soy futbolero?”, aportando 12 razones singulares. La primera, que publiqué en “twitter” y fue leída por más de 1.600 personas decía así: “¿Cómo no voy a ser futbolero si la primera vez que vi jugar a mi equipo favorito iba de la mano de mi padre?

Aquel “Día del Socio” era mi plena felicidad, un partido al año de mi club Unión Deportiva Salamanca, extinto, que permitía asistir a los niños de manera gratuita al viejo campo de “El Calvario”, allí se creaba un ambiente festivo incomparable. Un acierto histórico que tantas veces recuerdo y tanto bien mental me hace”.

También en estas fechas me hice con algún libro interesante que inicié su lectura. Uno de ellos, “Hijos del fútbol”, escrito por Galder Reguera, es un relato de una pasión desbordada, la de un padre hincha que teme estar contagiando a sus hijos el virus incurable que le transmitió su abuelo, y una reflexión sobre la globalización del fútbol, sus valores y sus sombras…

También, estoy profundizando en los temas señalados en “¿Por qué? – Verdades y mitos sobre el rendimiento en el fútbol”, escrito por Carlos Lago Peñas. Diez preguntas que el autor nos va respondiendo en detalle, un ejemplo: “1. ¿Corren menos los equipos que no tienen la pelota?”. Y una “delicatesse” editorial de Eduardo Galeano, autor de “El fútbol a sol y sombra”, ha sido publicada con todos los textos de fútbol que el autor fue desperdigando en su labor difusora: “Cerrado por fútbol”. 

Es fútbol práctico, leído, con el mismo espíritu de transferencia práctica de conocimiento como el editado por Ushuaia Ediciones “Yo, de mayor, quiero saber de fútbol”, escrito por un “servidor”, de próxima distribución… Como señalaba Luis A. Díaz Zuluaga: “¿Y quién escribe literatura de fútbol? - ¡Un soñador!”. Pues eso, buena semana la de Navidad para soñar fútbol