Domingo, 22 de julio de 2018
Las Arribes al día

Hacia Majuges va Teresa

El grupo de teatro Lazarillo de Tormes representó la obra de Denis Rafter ‘Teresa, la Jardinera de la luz’

La Navidad llegó a Majuges con la representación de "Teresa, la jardinera de la luz"

Con la luz que lleva implícita en su nombre, la obra de teatro Teresa, la jardinera de la luz, llegó en este fin de semana de ‘espera’ a un muy pequeño y apartado pueblecito de la provincia, pues el 23 de este frío mes de diciembre, se representó una vez más en Majuges. El grupo de teatro Lazarillo de Tormes, responsable de su puesta en escena, se estaba haciendo esperar también, después de unos meses de silencio. No hay que olvidar que se trata de un grupo de aficionados, que después de un agotador periplo de dos años, desde que el montaje fuera estrenado, ha bajado la intensidad en su vertiginoso ritmo de trabajo teatral, para poder centrar de nuevo su requerida atención en el resto de sus compromisos y obligaciones rutinarias. No obstante, los frutos recogidos con la puesta en escena de nuestra ya afamada Teresa, la jardinera de la luz, son claramente plausibles para Lazarillo de Tormes, ya que queda mucho público todavía, a pesar de sus ya 160 representaciones, que no ha podido disfrutar de ella y demanda su aparición en otros tantos escenarios que no la conocen todavía.

Por ello, en unas fechas tan llenas para todos, como son las navideñas, este grupo con su maravillosa obra, ha decidido ponerse de nuevo en camino, como hace tantos siglos lo hiciera otra humilde familia que iluminara nuestro mundo con su mensaje, que sigue llegando al corazón de tanta gente. Y en este entrañable sábado, víspera de Nochebuena, se han puesto en marcha de nuevo para recorrer el camino que les llevara a Majuges. Esta localidad de la Tierra de Vitigudino, cuenta con apenas 50 habitantes, que como el resto de familias, esperan en estas fechas a sus seres queridos para celebrarlas juntos. Así han aprovechado esta oportunidad para que Teresa, la jardinera de la luz contara con más espectadores que pudieran disfrutar de ella. Y emulando a Teresa de Jesús, protagonista indiscutible de su montaje, Lazarillo de Tormes va dejando su huella como ‘la andariega’ carmelita del XVI, para llevar su admirable historia a todos los rincones.

Con esta actuación en Majuges, esta mujer del XVI, ha sido dada a conocer en 160 ocasiones a través de Teresa, la jardinera de la luz. El guion que el reconocido dramaturgo irlandés, Denis Rafter ha escrito, presenta a Teresa, como una mujer ante todo, pues la figura que hasta ahora conocíamos, estaba subida en una peana, muy alejada de nosotros. Con esta obra de teatro se ha ‘bajado’ a la santa de los altares, pues quien se ha ‘subido’ en ellos, para hacérnosla más accesible, ha sido el grupo Lazarillo de Tormes, ya que toda la representación transcurre en el más natural de los escenarios imaginables para ella, el altar de cualquier iglesia. Idea ésta con la que se contara desde el comienzo de la preparación del trabajo, y condición sine qua non, su productor, Javier de Prado, concibió la puesta en escena de la obra. La investigación conjunta que hizo todo el elenco de actores para documentarse en la vida de Teresa, fue primordial para profundizar en su auténtica naturaleza, inteligente, valiente, espontánea y pertinaz, y sobre todo rendida ante Jesús de Nazaret. La réplica exacta de los hábitos de estameña de aquella época, un púlpito para un padre dominico, representante del tan temido y mal llamado Santo Oficio, y la perfecta imitación del órgano del maestro Salinas, coetáneo de la monja, consiguen el resto, para llevar a esta obra a los altares del éxito.

Han sido los numerosos espectadores que la han visto, a lo largo de estos dos últimos años, los que así lo han decidido, por la enorme demanda que de este proyecto teatral ha habido, y según vemos, sigue habiendo. Es indiscutible que ha conseguido llegar al corazón sobre todo, y desde luego a la mente de todo tipo de público. Cuando vemos dibujado un perfil de mujer a través de la visión de sus monjas que la defienden con valentía ante la Inquisición, jugándoselo todo en su admirable humildad, comprobamos con qué fuerza la personalidad de Teresa ha hecho mella en ellas. La música renacentista salida del órgano, contextualiza el ambiente del XVI con el que se envuelve la cotidianeidad, obra y escritos de una mujer, que defendió a los humildes de su tiempo en aras el amor que ese Jesús de Nazaret, siempre en camino como ella le inspirara.

Nada más se puede ni debe desvelar de Teresa, la jardinera de la luz, pues aun diciendo mucho de ella, quien nunca la ha visto, se sorprende a cada paso del montaje; para quienes la han contemplado en varias ocasiones, la sorpresa sigue siendo la misma, pues los matices nuevos que se descubren son innumerables. Se puede decir que ante este montaje ‘siempre se espera’, y nunca se defraudan las expectativas. La Navidad también llegó a Majuges de su mano, que le ofreció todos los bellos y entrañables símbolos que esta época del año nos regala. Un ambiente cálido a pesar del frío del invierno, por la acogida de gentes sencillas, dispuestas a ir al teatro después de recoger sus ganados, en un escenario, el de su antigua iglesia románica, que a modo de “pesebre” recogió también el mensaje de esta puesta en escena. Los maravillosos cuadros que dentro de su parroquia de san Sebastián se contemplaron, tuvieron como protagonista, no sólo al público asistente, sino también a la patrona de este pueblo, que casualmente es Nuestra Señora de las Nieves. Hermoso entorno medieval con añadidos del siglo XVII envolvieron de nuevo la vida de Teresa de Jesús para trasladarnos a su época. Sus palabras, envueltas en teatro, llegaron como lo hiciera en su tiempo su amado Jesús de Nazaret. Y a Majuges, pequeña comunidad de vecinos de un pequeño pueblo casi desconocido, rodeado de fuentes y ganado, que lucha por sus tradiciones, entre el solsticio de verano y el del invierno, llegó la luz de la Navidad. ¡Felicidad y esperanza para todos! Y que el año Jubilar de Teresa, decretado por el Papa Francisco, siga llevando por esos caminos a Teresa, la jardinera de la luz.

Ver más imágenes: