Martes, 24 de abril de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El Ciudad Rodrigo despide el año obsequiando a su afición con una remontada con 10 jugadores

Los mirobrigenses empezaron perdiendo el derby frente al Peñaranda, pero lo voltearon por completo con Carli como pieza clave en el apartado goleador

El balón que supuso el 2-1 de Carli a punto de entrar en la portería | Foto @kisanghani

El Ciudad Rodrigo iniciará la degustación del turrón, las uvas y todo lo que caerá durante estas fechas navideñas con el mejor sabor de boca posible en su paladar tras ganar en la tarde del sábado su último compromiso del 2017 frente al Peñaranda de Bracamonte en el Francisco Mateos.

Este obsequio navideño del Ciudad Rodrigo a su afición hubo que trabajarlo bastante, ya que empezaron perdiendo, y posteriormente, cuando ya habían empatado, se quedaron con un jugador menos, y no uno cualquiera, sino el máximo goleador de lo que va de temporada, Alberto Martín, que vio la roja directa (al menos se perderá el primer compromiso del 2018 frente al Onzonilla).

El quedarse con 10 no trajo ‘demasiadas preocupaciones’, porque los mirobrigenses ya han convertido el jugar con uno menos en una de sus ‘especialidades’ esta temporada: así resistieron el arreón final del Villa de Simancas en la 1ª jornada con sólo 1-0 en el marcador, y con ese mismo panorama golearon al Santa Marta a finales de octubre.

En aquel duelo, el Santa Marta se quedó también con uno menos con 3-1 en el marcador, justo como le pasó al Peñaranda de Bracamonte en la tarde sabatina, de tal modo que el Ciudad Rodrigo remató el resultado con el 4-1 ya con igualdad numérica sobre el campo, que se deshizo justo a continuación, ya que otro jugador visitante vio la roja directa justo cuando estaba a punto de acabar el partido.

En la primera ocasión desde 2013 en que el Ciudad Rodrigo acababa el año como local (en los tres últimos años lo hicieron como visitantes, acumulando una victoria, un empate y una derrota), los mirobrigenses también cortaron la mala racha que se arrastraba jugando como locales en sábado (4 derrotas y 1 empate), una circunstancia que en esta ocasión era obligada, al fijarse de forma íntegra la jornada para este día. Por cierto que la última vez que los mirobrigenses despidieron el año como anfitriones, se jugó también en sábado, empatando a 2 con el Helmántico.

En la victoria con remontada del Ciudad Rodrigo frente al Peñaranda tuvo un papel clave una de las incorporaciones de este curso, Carli. Tras tener hasta ahora un papel bastante discreto (hay que apuntar que se perdió las primeras semanas de liga por lesión), en la tarde del sábado se reivindicó marcando los dos goles más decisivos, ambos de bastante calidad, en los primeros 12 minutos que estuvo sobre el campo (entró como suplente en el 72’).

El triunfo mirobrigense permite superar en la tabla al Peñaranda de Bracamonte, que tenía dos puntos de ventaja sobre el Ciudad Rodrigo, que tras unos meses de noviembre y diciembre algo durillos, al menos disfrutará de las Navidades, y de unas pequeñas vacaciones (sólo habrá una semana sin liga) con un buen sabor de boca.

[ASÍ FUE EL PARTIDO]

Con una entrada en el Francisco Mateos quizás un poco floja para tratarse de un derby (sin olvidar eso sí que era sábado), el Peñaranda inició ligeramente mejor el partido, sin grandes lujos, pero se le notaba más fino que al Ciudad Rodrigo, que cometió algunos errores en los primeros compases.

De este modo, el primer equipo en aproximarse al área rival fue el Peñaranda, realizando cuando se llevaba poco más de un minuto de juego un disparo fuerte por la izquierda que atrapó Manu. Mientras tanto, a los locales les costó algo más de 10 minutos llegar con un poco de peligro. Tras una primera llegada que despejó la defensa, hubo una segunda acto seguido en la cual Wiki hizo un remate que sacó un jugador en la línea de gol.

Parecía que el Ciudad Rodrigo iba entrando poco a poco en calor, pero justo en ese momento, cuando apenas se llevaba un cuarto de hora de partido, el Peñaranda se puso por delante, dando paso a una fase de cierta ‘calma’, todo ello ante el estupor de los mirobrigenses, que se volvían a ver por detrás, despertando todos los fantasmas que les vienen acompañando últimamente. Por fortuna, el siguiente momento de relevancia fue el empate local, en el 33’, obra de Maza desde el punto de penalty.

El panorama ya era un poco mejor para el Ciudad Rodrigo, pero apenas dos minutos después se produjo la expulsión de un hombre fijo en los locales como es Alberto Martín. Fue en una jugada en la cual un visitante se puso por delante cuando Alberto Martín iba a sacar, dándole éste un empujón que ‘hizo caer’ al suelo a su rival. En ese momento se formó un poco de lío que acabó con roja directa para Alberto Martín, y amarilla para el jugador del Peñaranda implicado en la acción (además Alberto García vio también amarilla para protestar).

El Ciudad Rodrigo intentó en los compases finales del primer tiempo superar el ‘shock’ de la expulsión y adaptarse a la nueva situación, logrando alcanzar el descanso sin más novedad.

El paso por vestuarios sirvió para reordenar ideas con sólo 10 jugadores sobre el campo, empezando pronto los mirobrigenses a rondar el área, con un disparo fuerte lejano de Sergi y un remate de cabeza de Dani de Frutos al saque de una falta que acabaron fuera, y un remate dentro del área de Wiki que sacó el portero, generándose un rechace al que Sergi le dio un toque sutil que se marchó por poquísimo por encima del larguero.

Además, Dani de Frutos tuvo dos opciones con sendos balones enviados desde atrás por Jaime y Alberto García, donde bien pudo haber dado pases claros, pero prefirió tirar, en ambos casos desde más o menos la frontal del área, acabando el balón en el mismo lugar: al lado del palo derecho.

Por parte del Peñaranda, su única opción era intentar sacar rédito de los barullos en el área mirobrigense (el Ciudad Rodrigo despejó varios balones peligrosos), además de intentar alguna contra (Jaime evitó una peligrosa en el 59’) o mandar algún balón en largo (como uno que hubo en el 60’ donde desde una posición franca realizaron un mal remate).

Precisamente, los balones en largo fueron claves en los goles con los cuales el Ciudad Rodrigo cimentó su victoria, obra ambos de Carli, que había entrado al campo en el 72’. Cuatro minutos después de ese ingreso en el terreno de juego, recibió un balón desde atrás iniciando una carrera en la que se plantó frente al portero del Peñaranda, a quién batió metiéndole el balón entre las piernas.

Tras el 2-1, se pude contabilizar una falta en una posición muy peligrosa del Peñaranda a la derecha del área que el Ciudad Rodrigo despejó con algunos apuros, antes de que llegase el 3-1, con otro balón en largo hacia la banda derecha, donde lo cogió Maza, que lo colgó al área, donde Carli lo bajó, lo controló y se movió hasta encontrar un espacio desde el que sacó un gran disparo que entró por alto (3-1).

Ese gol dio mucha tranquilidad al Ciudad Rodrigo, al que el Peñaranda ni siquiera inquietó, teniendo incluso Carli la oportunidad de firmar un hat-trick en el 91’ con un buen remate dentro del área, pero en este caso el balón se topó por el camino con la pierna de un defensa.

El público mirobrigense ya estaba felicitándose las fiestas y empezando a abandonar algunos de ellos el Francisco Mateos cuando cayó el 4-1, obra de Alberto García, que recibió también el balón desde atrás y con la oposición de un defensa definió muy buen ante el guardameta del Peñaranda. En la celebración mirobrigense de ese gol, fue expulsado por roja directa otro jugador visitante, por algo que le había hecho a Adrián Gallego, que fue divisado por uno de los liniers, que avisó al árbitro. Una vez el juego se reanudó, llegó el momento de iniciar las minivacaciones de Navidad.


[ZONA MIXTA]

El técnico mirobrigense Daniel Romo apuntaba tras el partido que no estaba contento, porque “ganando con uno menos -y desde el primer tiempo- 4-1 a Peñaranda, 5-1 a Santa Marta, no me explico cómo luego somos capaces de perder partidos que no tenemos que perder”. En sus propias palabras, “la explicación sincera o cachonda puede ser que somos unos sinvergüenzas todos y que cuando hay que apretar el culo lo apretamos, y quizás nos ha costado en varios partidos como el día del Hergar o el Carbajosa, que nos dejamos llevar porque vemos que somos superiores, pero no metemos gol”.

En torno al partido de la tarde del sábado, resaltó que habían tenido ocasiones para irse 7-1 o 8-1 en el marcador, indicando que “ellos no han creado en cuanto a progresiones; sabíamos y lo hemos hablado en el descanso que si les dábamos el balón no iban a proponernos porque sabemos sus limitaciones y esa era una”. De este modo, “hemos dejado que ellos corrieran poco, que era uno de sus puntos fuertes, y a la postre hemos encontrado los espacios”.

En conclusión, Daniel Romo cree que “tenemos potencial para hacer las cosas mejor”, por lo que toca “autocrítica” en el parón que viene, aunque también resaltó que “es un orgullo tener estos jugadores que estando 10 se dejan y se vacían el alma, hoy también en el banquillo todo el mundo ha estado dentro del partido, y eso nos hace uno, nos hace fuertes”.


[LO PRÓXIMO] El Senior del Ciudad Rodrigo estrenará el 2018 visitando al Onzonilla a modo de cierre de la 1ª vuelta liguera.