Miércoles, 25 de abril de 2018
Las Arribes al día

Nace la asociación ‘Alma Terra’ para  mantener vivo patrimonio cultural heredado

MONLERAS | Compuesta, en el momento de su constitución por los municipios de Morille, Juzbado, Mogarraz, Vitigudino, Rollán, El Manzano y Monleras 

De iz. a der. los regidores o regidoras Mª del Carmen Ruano (El Manzano), Ángel Delgado (Monleras), Leonardo Bernal (Rollán), Fernando Rubio (Juzbado), Germán Vicente (Vitigudino), Manuel Ambrosio Sánchez (Morille) y María Concepción Hernández (Mogarraz).

El pasado 17 de diciembre se celebró en Monleras el acto de constitución de la Asociación de Municipios Ibéricos por la Defensa del Patrimonio, ‘Alma Terra’, entidad compuesta por los municipios de Morille, Juzbado, Mogarraz, Vitigudino, Rollán, El Manzano y Monleras.

Esta asociación tiene como objetivo principal contribuir al desarrollo sostenible de los territorios rurales mediante la conservación y consolidación de determinadas actividades relacionadas con los oficios, el medio ambiente, la cultura, el patrimonio histórico y cultural, tanto material como inmaterial, y una oferta turística innovadora de calidad.

Basada en el desarrollo rural y sobretodo enfocado al patrimonio, tanto material como inmaterial, la asociación quedó constituida con Ángel Delgado, alcalde de Monleras, como Presidente; Germán Vicente, alcalde de Vitigudino, como vicepresidente y María del Carmen Ruano, alcaldesa de El Manzano, como secretaria; el resto de alcaldes actuarán como vocales.

Estos municipios, promotores del proyecto, ponen el acento en la conservación, defensa y promoción del patrimonio cultural heredado, en muchos casos en riesgo de desaparecer por causa del abandono y expolio a que ha sido sometido el mundo rural en las últimas décadas, conscientes de que la recuperación y revitalización del patrimonio cultural puede y debe ser un recurso importante sobre el que cimentar el desarrollo local que buscan y asegurar así la continuidad de estos pueblos.

El nombre elegido para la asociación de municipios, ‘Alma Terra’ (la tierra que alimenta, que da vida), no puede ser más expresivo: el deseo de rescatar la cultura ligada a la tierra y la identidad cultural de nuestros pueblos como proyecto revitalizador del mundo rural.