Lunes, 22 de enero de 2018
Las Arribes al día

Críticas al cierre de la Escuela Infantil por Navidad

VITIGUDINO | El alcalde argumenta la decisión en el acuerdo alcanzado con los padres en agosto pasado para dividir el periodo de un mes de cierre entre navidades y agosto

Pleno del 27 de julio en el que se aprobó inicialmente el Reglamento de la Escuela Infantil / CORRAL

Padres usuarios del servicio de la Escuela Infantil de Vitigudino han mostrado sus críticas al Ayuntamiento por el cierre del servicio de la Escuela infantil entre el 26 de diciembre y el 7 de enero, pues entienden que incumple el Reglamento de funcionamiento con entrada en vigor el 4 de octubre pasado y de aplicación desde el 1 de septiembre de este año.

En este sentido, el artículo 5.1 del Reglamento de funcionamiento establece que: “La Escuela Infantil prestará sus servicios a los niños de lunes a viernes todos los días no festivos durante once meses al año, de septiembre a julio ambos inclusive”, lo que conduce a la conclusión de los padres de que “el único mes en que la Escuela Infantil cerraría sería agosto”.

Según manifiesta uno de los padres, en conversaciones mantenidas con la Alcaldía y Secretaría del Ayuntamiento, “se justifica tal cierre para dar vacaciones a las trabajadoras ya que no hay dinero en el Ayuntamiento para poder sustituirlas en sus vacaciones”, aunque matiza que: “Eso sí, para fiestas y actividades lúdicas y deportivas parece que sobra el dinero”.

Asimismo, advierte que “visto que ni la secretaria ni el alcalde parecen entrar en razones y querer cumplir la legalidad, nos hemos puesto en contacto con las consejerías de Servicios Sociales y Educación de la Junta de Castilla y León, quienes, desde sus servicios jurídicos, reconocen el claro incumplimiento que cometería el Ayuntamiento con este cierre. Los hechos, de igual forma, están en conocimiento del Procurador del Común”.

Declaraciones del alcalde

Por su parte, el alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, argumentaba esta decisión en el “acuerdo alcanzado en agosto en una reunión con todos los padres para que en lugar de cerrar completo el mes de agosto, se repartiera el mes de descanso del servicio entre las navidades y el mes de agosto, 15 días por periodo. Y eso lo sabe la persona que protesta”.

Aunque el regidor asume los argumentos jurídicos “de una madre, que es la única que ha protestado”, recuerda que “este curso era de transición” del servicio anterior de guardería a la Escuela Infantil, y que su comienzo “se dio sin que el Reglamento estuviera aprobado definitivamente, ciñéndonos al funcionamiento anterior en cuanto a requisitos que debían cumplir los niños para el ingreso o, como en este caso, al descanso de las trabajadoras”. De lo contrario, añadía el alcalde, “si nos hubiéramos guiado por el Reglamento, algunos de los niños que han entrado no hubieran podido hacerlo. En este caso lo que hicimos fue guiarnos por el sentido común y dividir el periodo de cierre entre Navidad y agosto”.  

Además, Germán Vicente recordaba que el convenio con la Junta de Castilla y León, por el que se financia el servicio, “comienza a partir del 1 de enero”, lo que supone que “debería ser el Ayuntamiento el que asumiría todo el coste para suplir a las actuales empleadas estos 15 días de vacaciones”.