Domingo, 17 de diciembre de 2017

Línea del Duero o Línea de la Beira Alta, ¿qué le interesa más a Salamanca?

Un estudio portugués defiende la viabilidad económica y técnica de la ligación Salamanca-Oporto a través de la actual Línea del Duero
Puente Internacional sobre el río Águeda, Barca D´Alva / Foto RMG

Cuando ya se daba por definitiva la elección de la Línea de la Beira Alta para unir Salamanca con la ciudad portuguesa de Oporto, integrando el llamado Corredor Atlántico, un estudio proveniente de Portugal, al que ha tenido acceso Salamanca al Día, pone en causa la rentabilidad de esta opción, abre el debate y se erige en argumento de peso a favor de la región del Duero, cuyos poderes institucionales y económicos siempre han defendido que la Línea del Duero es la ligación ideal entre Salamanca y Oporto.

El denominado Eje Atlántico contiene las intervenciones previstas para conectar el noroeste de la Península Ibérica con el resto de Europa, con el año 2020 como horizonte de partida.

En este eje tienen intereses importantísimos el Norte de Portugal, Galicia, Castilla y León y Asturias, de forma directa. Las elecciones que se realicen, impulsarán a unas en detrimento de otras.

Al respecto de la vía férrea, la propuesta inicial considerada en este Eje Atlántico es la que prevé la unión de Oporto con el resto de Europa a través de la Línea de la Beira Alta. Es aquí donde entra en escena Salamanca con un importante papel. Bien a través de la Línea del Duero, bien a través de la de la Beira Alta, Salamanca será paso obligatorio en la ligación internacional Oporto-Hendaya y Oporto-Madrid.

Ahora bien, ¿qué elección otorgaría a Salamanca las mayores ventajas?

Un informe procedente de Infraestructuras de Portugal (IP), al que ha tenido acceso Salamanca al Día, analiza con pormenor los datos técnicos y el coste económico de la adecuación de ambas vías ferroviarias portuguesas para su enlace con Europa a través de Salamanca.

Este estudio argumenta que, desde todos los puntos de vista -técnico, turístico, comercial, de creación de riqueza y de inversión-, la Línea del Duero es más rentable que la de la Beira Alta para organizar el transporte ferroviario del noroeste peninsular.

La línea del Duero

La “Linha do Douro” es un tren regional bastante utilizado por los habitantes del Duero interior, pues las sinuosas carreteras de esta zona constituyen una alternativa muy hermosa si el viaje es de placer, pero muy poco eficiente en el resto de los casos.

Este tren regular es, además, un “tren turístico” por sí mismo, debido a los paisajes del Duero y a las fincas vitivinícolas visitables a las que da acceso. Cada vez es más utilizado por turistas y por operadores del sector dentro de sus paquetes turísticos. Esto ha supuesto que su rentabilidad se haya incrementado en los últimos años.

Un poco de Historia

La portuguesa línea ferroviaria del Duero nació a finales del siglo XIX y actualmente va desde Oporto hasta Pocinho, durante unos 171 km. Hasta finales de los ochenta llegaba hasta Barca D´Alva y era una línea internacional, pues se unía con Salamanca a través de La Fregeneda.

Su mayor valor como vía internacional se produjo en lo relativo al transporte de mercancías. Su construcción fue impulsada por la pujante burguesía comercial portuense, que necesitaba expandir su mercado hacia el interior de la península.

Momento actual: la línea de pasajeros y el sector turístico

Hoy, debido al intenso desarrollo turístico que está teniendo la región, hay algunas voces que apuestan por recuperar su carácter internacional vía Salamanca.

El Aeropuerto Francisco Sá Carneiro de Oporto ha aumentado significativamente el tráfico internacional de pasajeros durante estos últimos años. Esto se ha debido, en parte, a los vuelos de bajo coste, en los que cada día llegan miles de turistas a la ciudad. Muchos de ellos tienen entre sus planes visitar el “Douro Vinhateiro”, para lo que utilizan mayoritariamente dos medios de transporte de forma acumulativa: el tren y los cruceros fluviales.

Estos turistas se quedan a sólo un paso de Salamanca, a la que podrían llegar en una hora y media en tren.

Oporto y Salamanca, dos núcleos urbanos con recursos económicos a desarrollar, sobre todo, turísticos, que quedarían unidos a través de la Línea del Duero. Esta línea ligaría de forma directa los 4 destinos turísticos Patrimonio de la Humanidad existentes en esta región: Oporto, el Duero Vinícola, los grabados rupestres del Valle del Côa (que incluyen Siega Verde) y Salamanca.

Cuatro patrimonios mundiales reconocidos por la UNESCO en poco más de 300 km de ferrocarril, que colocarían a Salamanca a unas 4 horas y media en tren de Oporto.

El tren se convertiría en un facilitador económico para el turismo del lado portugués y del español, junto con la navegabilidad por el Duero.

La posible reapertura del  ferrocarril entre las localidades portuguesas de Pocinho y Barca D´Alva, por si sola, mejoraría la posición de Salamanca dentro del pujante Turismo del Douro portugués. Y dotaría de movilidad a esta región existente entre los dos ejes, lo que paliaría las desventajas competitivas asociadas a la interioridad.

Momento actual: transporte de mercancías     

El Puerto de Leixões  de Oporto es el principal puerto exportador e importador del noroeste peninsular. Cuenta también con una Terminal de Cruceros.

Actualmente, la circulación de mercancías desde el Puerto de Leixões hacia Castilla y León se realiza a través de la Línea de la Beira Alta, durante 328 km (60 más que la Línea del Duero), que pasa por el cinturón ferroviario de Oporto y por el congestionado tramo Ovar-Gaia que desde hace tiempo se encuentra superado en su capacidad.

Según el informe de IP alusivo a este asunto, con la elección de la Línea de la Beira Alta, se estaría dando preferencia a la plataforma logística de Monforte de Lemos (Lugo), que se convertiría en el centro neurálgico logístico del noroeste peninsular, mediante la unión con Oporto a través de la Línea del Miño. Esta decisión iría en detrimento de las plataformas de Castilla y León.

En el lado portugués, próximamente se va a producir la reapertura de las Minas de Moncorvo, por la que se estima que esta zona del Duero se podría convertir en la segunda mayor extractora de hierro de Europa. Para la empresa que explotará las minas, es una ventaja competitiva contar con la Línea del Duero como vía férrea más directa para el transporte de mercancías hasta los puertos de Gijón, Avilés y Oporto. 

Los números

El estudio al que ha tenido acceso Salamanca al Día, valora económicamente la inversión en unos 43 millones de euros en lo referente al tramo Pocinho-Barca D´Alva, 28 kilómetros de vía férrea que se podrían realizar en 20 minutos, frente a los 50 que empleamos hoy en recorrerlo a través carreteras zigzagueantes.

Entre Barca D´Alva y la Fuente de San Esteban se construiría un trazado nuevo que costaría entre 87 y 119 millones de euros, dependiendo si la línea fuese electrificada o no y dependiendo si fuese desde Barca D´Alva  a La Fregeneda o desde Barca D´Alva a Vilar Formoso, para enlazar con la Línea de la Beira Alta.

Si la opción elegida fuese hacerlo pasar por La Fregeneda, se construiría un nuevo trazado alternativo al ya existente entre Barca D´Alva-La Fregeneda-La Fuente de San Esteban. No se aprovecharían las infraestructuras actuales, ya que los impedimentos técnicos y medioambientales lo hacen inviable para este uso en la actualidad. Además, el tramo Barca D´Alva- La Fregeneda, está considerado Bien de Interés Cultural por el Ministerio de Educación.

El estudio argumenta aún una tercera hipótesis, que sería la de unir Pocinho con la Línea de la Beira Alta a través de Vila Franca das Naves. Esta sería una alternativa a la nueva construcción del tramo desactivado entre Pocinho y La Fuente de San Esteban, aunque más cara, pues se ha estimado su coste entre 200 y 250 millones de euros.

Para la realización de estas obras existe la posibilidad de obtener fondos comunitarios a través del programa Interreg.

La modernización de la Línea de la Beira Alta está presupuestada en 690 millones de euros por el proyecto Ferrovia 2020 de Infraestructuras de Portugal (IP).  A esto habría que añadirle la construcción del tramo Aveiro-Viseu-Mangualde, presupuestado en 1,6 mil millones de  euros, lo que sumaría una cantidad invertida de cerca de 2,3 mil millones de euros en total.

La Línea de la Beira Alta es la opción actualmente elegida en la planificación prevista en el Reglamento UE 1315/2013 sobre el Eje Atlántico.

Se da la circunstancia de que la financiación del tramo Aveiro-Viseu-Mangualde ha sido ya dos veces presentada a Bruselas por parte de las autoridades portuguesas y las dos veces Bruselas la ha rechazado, alegando rentabilidad económica negativa. Según el estudio referido, podría correrse el riesgo de realizar una inversión que después no vaya a ser financiada por Europa.

La Línea del Duero, que es solamente regional,  es utilizada por más de 1.000.000 de pasajeros al año, sin incluir los pasajeros de la zona suburbana de Oporto. La Línea de la Beira Alta, que es internacional, tiene unos 500.000 anuales y baja año tras año.

Así pues, dado el contexto planteado por este nuevo estudio, la ventaja competitiva de la Línea del Duero como línea internacional parece clara y podría determinar su inclusión en el Corredor Atlántico, al amparo de las modificaciones que aún pueden introducirse hasta el año 2020.

Alguna de las partes involucradas

El sector público y privado de la región del Duero portugués apoya decididamente este cambio de paradigma. Gustavo Duarte, presidente de la Cámara Municipal de Vila Nova de Foz Côa, afirmó para Salamanca al Día que “este tema no está olvidado, al contrario, cada vez hay más gente que lo apoya; éste constituye, ahora mismo, el mayor proyecto de desarrollo para esta región hispano-lusa”. Asimismo, Gustavo Duarte es consciente de que “la inversión a realizar es abultada, pero apoyaremos todos los movimientos a favor”, declaró.

Puestos también en contacto con Infraestructuras de Portugal (IP) se han remitido al proyecto Ferrovia 2020 en el que sólo se prevé la modernización de la Línea del Duero en cuanto a la electrificación del tramo Caíde-Peso da Régua y al respecto del Corredor Internacional Norte con ligación a Salamanca manifiestan que “se seguirá la Línea de la Beira Alta”.

Por su parte, el Ministerio de Fomento español, interrogado por Salamanca al Día sobre el asunto, se remite al reglamento comunitario UE 1315/2013, que también recoge la opción de la Línea de la Beira Alta.

En la última Cumbre Ibérica celebrada la primavera pasada, con António Costa y Mariano Rajoy a bordo de un crucero por el Duero, el asunto de la Línea del Duero figuraba inicialmente entre los temas del orden del día y había sido tratado a nivel de secretarios de estado. Sin embargo, en el último momento, fue retirado.

En el lado portugués, los partidarios y detractores de ambas posibilidades mantienen un arduo debate, pues los intereses económicos en juego son muchos. Sin embargo, del lado español, ni en Salamanca ni en Castilla y León parece hablarse del tema. ¿Le es indiferente a Salamanca la opción que se elija?

  • Estación de Pocinho, Vila Nova de Foz Côa
  • La Línea del Duero acompaña al río hasta Oporto
  • Puente Internacional sobre el Río Águeda
  • Trazado desactivado en la frontera
  • Almacenes de la antigua estación de Barca D´Alva