Domingo, 17 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

Los Padres Reparadores exponen su espectacular colección de belenes

ALBA DE TORMES | Más de 200 belenes, separados en 4 capítulos, sirven al visitante para empaparse de lo que significa, para las diferentes culturas y épocas, el misterio de la Encarnación de Jesús
Los visitantes a la exposición de belenes admiran algunas de las piezas

El Colegio y Seminario San Jerónimo de Alba de Tormes expone las mejores piezas de la colección de belenes del Hno. Pedro Jesús García y de su propio Belén en la Iglesia de Santiago de Alba de Tormes.

La Iglesia de Santiago de Alba de Tormes, lugar habitual de exposiciones, se llena de belenes gracias a la muestra de los belenes de la Colección del Hno. Pedro Jesús García y la colección particular que custodia la comunidad religiosa de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Padres Reparadores o Dehonianos) del Colegio y Seminario San Jerónimo. La muestra se desarrolla gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Alba de Tormes y el Patronato de Santiago y san Marcos, de quien depende la Iglesia, sede de la exposición.

Belenes de todo el mundo y guiños “albenses” y salmantinos

Más de 200 belenes, separados en 4 capítulos, sirven al visitante para empaparse de lo que significa, para las diferentes culturas y épocas, el misterio de la Encarnación de Jesús. El nombre de la muestra, “…et habitavit in nobis” (“y puso su morada entre nosotros”), subraya precisamente ese “entre nosotros” de Dios y su vertiente cultural.

Así, se realiza un primer repaso por lo que supone que “Dios se hace barro con nuestro barro” (capítulo I), con diferentes belenes de arcilla, cerámica, barro; después se propone hacer un recorrido por cómo ha sido visto y comprendido el nacimiento de Jesús en diferentes países (capítulo II, “En medio de nosotros”); la mirada se hace pequeña con los belenes en miniatura e infantiles (capítulo III, “Pequeño. Tembloroso. Frágil); para terminar con “Dios de nuestro día a día” (capítulo IV), una parte del Belén que cada año ocupa el Claustro de San Jerónimo y que, este año, de manera excepcional, deja los muros del Colegio y Seminario y visita el centro de Alba. Como curiosidad, las figuras del misterio central (María, José, el Niño Jesús) aparecen en este último Belén en una tienda de pastores, recogiendo de modo simbólico una de las traducciones que permite el “habitavit” del título de la exposición: “acampó, puso su tienda”.

Los belenes, procedentes de los 5 continentes, son de materiales y formas muy diversos: los hay de piedra caliza, tallados a mano y venidos de Kenia; bronce, de diseño minimalista y contemporáneo; cristal de Murano, frágiles y delicados; o madera de la Amazonía, caña de bambú o paja.

No faltan en la exposición los guiños a Alba de Tormes y a Salamanca. Una maqueta de la antigua Iglesia del Convento de San Leonardo, donde actualmente se encuentra el Colegio y Seminario San Jerónimo, acoge uno de los belenes, mientras que en otro de los espacios se puede contemplar un belén charro y un belén de cerámica de Cespedosa, que pone la nota salmantina a la exposición.

Pedro Jesús García, scj., un apasionado de la tradición belenística

La riqueza y variedad de los belenes expuestos se debe a la pasión por la tradición belenística del Hno. Pedro Jesús García, que pasó gran parte de su vida como religioso en la comunidad del Colegio y Seminario San Jerónimo y fallecido hace algunos años.

Su afición y el conocimiento que de esta afición tenían otros religiosos, amigos y familiares ha hecho que la colección alcance los 600 belenes. De ellos, un tercio aparecen en la muestra. A día de hoy sigue siendo una colección viva, gracias sobre todo a D. Vicente García, hermano del Hno. Pedro Jesús, con nuevos belenes cada año.