Domingo, 17 de diciembre de 2017

El Parlamento europeo comprobará si la mina de uranio se ajusta a la normativa comunitaria

Invocado el principio de precaución, herramienta de gestión del riesgo a la que puede recurrirse en caso de incertidumbre científica, y que ha aceptado la Comisión de Peticiones 

Integrantes de la plataforma Stop Uranio en su visita a Bruselas a mediados de noviembre

Según informa la plataforma Stop Uranio, la visita de miembros de este colectivo a Bruselas de hace unos días, comienza a tener consecuencias. Según informa Stop Uranio, la Comisión de Peticiones de la UE ha adoptado el acuerdo de comprobar si el proyecto de Berkeley Minera España S.L., para la construcción de una mina en la localidad de Retortillo, se ajusta a la normativa comunitaria.

Esta medida surge a raíz de la petición formulada por la plataforma ciudadana ante la Comisión de Peticiones. Stop Uranio ha denunciado ante esta institución un posible incumplimiento de varias directivas europeas (2011/92/UE, 92/43/CEE y 2009/147/CEE), además del Tratado EURATOM en cuanto a la gestión de los residuos radiactivos.

Para la Plataforma, “hay principios básicos del derecho comunitario que no se han tenido en cuenta en el caso de la mina y planta de Retortillo, por lo que ha invocado el principio de precaución, considerado “una herramienta de gestión del riesgo a la que puede recurrirse en caso de incertidumbre científica sobre una sospecha de riesgo para la salud humana o el medio ambiente que se derive de una acción o política determinada”.

Asimismo, para este colectivo “la Evaluación de impacto ambiental realizada para la instalación de Retortillo es insuficiente a la luz de los estudios publicados por expertos que han estudiado ese procedimiento”. Además, consideran que “la repercusión en la salud de los habitantes del Campo Charro tampoco ha sido evaluada, no figurando ni una sola referencia a la población de la zona en la Declaración de Impacto Ambiental aprobada por la Junta de Castilla y León, cuando el pueblo de Retortillo está situado a 2,5 km. de la mina y el Balneario a 900 metros”.

A esta investigación se suma la que está llevando a cabo la Comisión a raíz de las distintas preguntas parlamentarias planteadas por varios eurodiputados.