Viernes, 15 de diciembre de 2017

Elecciones vintage

No, no escribiré sobre las elecciones en Cataluña… Hoy me ha dado por darle vueltas a las de acá, que tendrán lugar en julio de 2018.

 

México es un país de jóvenes, todavía; y entre los jóvenes, oh, ironía, como en todo el mundo, un gran sector es amante de lo retro, lo vintage, les gusta decir.

También entre los no tan jóvenes, o sea, los de mi edad, gusta eso, tal vez porque ahora tenemos el poder adquisitivo que no teníamos cuando algunas de las cosas que hoy compramos o consumimos no eran retro sino “lo de hoy”, bueno, lo de entonces.

Por eso, creo que ha sido una buena puntada recuperar la figura del tapado y, sobre todo, el proceso como tal, con el aggiornamento necesario, puesto que ya no está Fidel Velázquez, aunque el recorrido por las “casas”, tan cuaresmeño él, sí recordó los tiempos de don Fidel.

O sea, el PRI le apuesta a lo retro… con un no priista, o sea, también le apuesta a lo antisistema. Qué bonito es lo bonito.

Sin sectores, pero muy tradicionalmente priista, y con toques de revolución cubana, el candidato “de izquierda” se prepara para que el día 12, el día de la Virgen de Guadalupe, sea ya formalmente quien encabece un partido cuyo nombre forma el acrónimo Morena; por supuesto, es casualidad.

Y se prepara empezando a soltar algunas “de las suyas”; la última, insinuar la posibilidad de una amnistía a los narcos; esa simple posibilidad de “pax narca” hizo que le cayera una buena y a mí me reafirmó en la idea de que este líder el poder lo tiene ahora, y por eso sueltas perlas de este calibre; más de una vez he tenido la equivocada idea de que parece no querer ganar; este tipo de propuestas le permiten tener reflectores,  ahora, así como echar la culpa al sistema, después; “perder” para seguir ganando. Idea errónea, por supuesto.

Un tercer lado de este poliedro político mexicano es el joven entre los jóvenes, uno al que llaman “maravilla”, que se ha montado un frente; la gran ocurrencia hasta ahora ha sido decir que “no es político” sino ciudadano, aunque lo forman, o acaparan, tres partidos políticos que lo manejan de una manera que recuerda tanto al presidencialismo… En estos días se verá que pasa pero, por lo pronto, el alcalde de la ciudad ya le empezó a mover el tapete.

Va a estar divertida la campaña…

Después, ya veremos.

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)