Domingo, 17 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Fernando Sánchez-Arjona Bonilla, pregonero de la Asociación Charra del Caballo

CIUDAD RODRIGO | El pregón será pronunciado el sábado previo al arranque del Carnaval

La Asociación Charra del Caballo anunció en la jornada del lunes que su pregonero durante el próximo preCarnaval será el notario y ganadero Fernando Sánchez-Arjona Bonilla, que desarrollará su intervención el sábado previo al Carnaval, el 3 de febrero, en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal a partir de las 20.30 horas.

Hijo del ganadero Fernando Sánchez-Arjona y Sánchez, y de Carmen Bonilla Moreno, el pregonero vivió en Ciudad Rodrigo durante sus primeros seis años de vida, trasladándose con sus padres en 1976 a Madrid, donde comenzó y acabó sus estudios.

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, opositó al título de Notario, aprobando en el año 2000 e ingresando en el cuerpo notarial en 2001. Su primer destino fue Ortigueira (A Coruña), moviéndose posteriormente a Hervás (Cáceres). Allí preparó otra oposición restringida a notarios, que le permitió trasladarse en 2005 a León capital, donde fue censor en la Junta Directiva del Ilustre Colegio Notarial de Castilla y León.

Durante esa etapa en tierras leonesas, representó al notariado español en el Congreso Notarial Iberoamericano de Paraguay 2008, obteniendo el premio a la mejor ponencia con el tema Herramientas que el Notariado puede proveer para la solución de la titulación masiva. En el año 2012, concursó y se trasladó a Madrid, donde ejerce de notario desde entonces.

De forma paralela a su actividad profesional, en el año 2006 compró a su padre su parte en la explotación ganadera que hay en la finca El Collado, en Martín de Yeltes, ocupándose de la organización de esa explotación, que incluye una ganadería de vacas mansas, cría y cebo de cochinos, siembra de cereal, y ganadería de lidia, que se anuncia con el nombre de El Collado.

Fernando Sánchez-Arjona Bonilla explica que siempre le atrajo el mundo del campo en Salamanca, “del que nunca me he separado, primero ayudando a mi padre y a mi tío Javier Sánchez-Arjona, y ahora gestionando una explotación completamente autónoma”. Dentro de la explotación, el caballo es “parte fundamental, ya que son múltiples las tareas que hacemos a caballo”, apuntando que desde los 4 años nunca ha dejado de montar.