Domingo, 17 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

Los Carmelitas Descalzos recuperan una serie pictórica dedicada a la infancia de Cristo

ALBA DE TORMES | Se han restaurado, asegurado los bastidores y el encuadre de los nuevos marcos de madera, protegidos antiguamente con escayola
La capilla se convierte en un completo Belén en pintura

Continúan las tareas de restauración y recuperación de la iglesia de San Juan de la Cruz, ya que las mismas no se dieron por terminadas con la pintura, nueva instalación eléctrica y el cambio del pavimento de madera, tal y como fue abierta al público el 4 de octubre del 2014.

Hace unos meses, este medio de comunicación publicaba la puesta a punto de su programa iconográfico, con la colgadura de algunos cuadros a ella destinados y que con el tiempo se habían retirado del recinto sacro. También, la incorporación de la imagen de santa Teresa procedente del Carmelo de Ledesma y que se ha destinado para el culto en este lugar, presentada a la veneración de todos, albenses y peregrinos, precisamente a lo largo de este Año Jubilar Teresiano.

Ahora, los Carmelitas Descalzos de Alba de Tormes han recuperado la serie de pinturas dedicadas a la infancia de Jesús de Nazaret, del pintor L. Villalón, que estuvieron colgadas en la capilla lateral de la Orden Tercera del Carmen que de ordinario se suele usar como lugar de culto durante el invierno.

Primeras décadas del siglo XX

Desde hoy, los fieles ya pueden disfrutar de la visión de este completo programa iconográfico de la infancia de Cristo en el mismo sitio y con idéntica disposición para donde se compusieron en las primeras décadas del siglo XX. Se ha efectuado sobre ellas una operación de restauración y aseguramiento de los bastidores y el encuadre de nuevos marcos de madera, que antiguamente estaban protegidos por marcos de escayola. La capilla recupera su esplendor primitivo y los cuadros resaltan mucho más.

Cercana la Navidad, la capilla se convierte ahora en un completo Belén en pintura y hasta y hasta sirve para una relectura de los evangelios de la infancia de Jesús (Mateo y Lucas). Un motivo más para visitar la iglesia y justificar la entrada de peregrinos y turistas.

Devoción del Carmelo por la infancia de Jesús

Cuando se encargaron los cuadros sobre este tema concreto no se tomó esta medida al azar, sino que depende de la secular devoción del Carmelo por la Infancia de Jesús, especialmente desde la experiencia y mensaje de Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. De hecho en todas las iglesias carmelitanas desde finales del siglo XIX no suele faltar la imagen del Niño Jesús de Praga que concita entre los fieles tanto consenso y devoción, apoyada además por la cofradía del mismo nombre. Así ocurre también en Alba de Tormes: hay imagen de talla y cofradía, pero esta última dejó de funcionar en la década de los años 60 del pasado siglo XX.

Fiesta del Niño Jesús de Praga

Puesta a punto esta capilla tan luminosa, recogida y cálida,  los Carmelitas pretenden recuperar también ahora la fiesta anual del Niño Jesús de Praga durante algún domingo del tiempo navideño, una celebración muy adecuada y conveniente para entender a fondo el mensaje de la Encarnación de Jesús.

*Para una información más detallada sobre esta serie pictórica, leer la nota de Nacho Cotobal, en la revista albense “L’Aceña” (2004) nº 12, pp. 15-17.