Domingo, 17 de diciembre de 2017

Las criptomonedas, un negocio rentable y seguro

Las criptomonedas son sin duda uno de los negocios más interesantes a día de hoy, y es que han experimentado un gran crecimiento en muy poco tiempo, además de que las perspectivas siguen siendo al alza

A día de hoy y tras la aparición en el año 2009 del bitcoin, la que fue la primera criptomoneda, son muchas las alternativas que tenemos a nuestra disposición, las cuales ofrecen una alternativa de inversión muy interesante y que, además, hasta el momento han conseguido que los que se han lanzado logren alcanzar unos importantes beneficios.

Qué son las criptomonedas

Las criptomonedas son un tipo de moneda digital que en muy poco tiempo ha conseguido una importante evolución, y es que la primera criptomoneda nació en el año 2009 y es conocida como bitcoin, la cual fue habido camino de manera que en la actualidad son muchas las alternativas que han ido apareciendo y que se ofrecen como alternativa o incluso como complemento a esta principal.

Por ello, a día de hoy podemos encontrar un montón de monedas digitales que adquirir como por ejemplo el litecoin, el ripple, podemos Comprar Bitcoin Gold, ethereum y otras muchas de las cuales algunas apenas tienen unos meses desde su creación.

Sin duda esto ha supuesto un importante cambio en lo que a economía se refiere, presentando por supuesto algunos aspectos a favor y otros en contra, y es que en este sentido, las criptomonedas son un medio muy cómodo y seguro para aquellos que realizan actividades ilegales, con lo cual algunas personas ven con mala cara este nuevo sistema.

Las principales ventajas de las criptomonedas

Sin embargo, las criptomonedas también presentan algunas ventajas interesantes como por ejemplo el hecho de que estamos hablando de una moneda global. Es decir, no estamos ante una moneda que pertenezca a ningún país ni a ningún gobierno determinado, sino que se puede utilizar a lo largo de todo el mundo sin ningún tipo de limitación ni política ni geográfica.

Otro detalle interesante de las criptomonedas es el hecho de que son irreversibles en relación con las transacciones, es decir, cuando realizamos un pago, ya no nos podemos volver a echar atrás. Esto puede tener sus aspectos positivos y negativos, de manera que, si nosotros somos los vendedores, evidentemente nos va a beneficiar, mientras que con el resto de monedas siempre nos vemos perjudicados en ese sentido. Sin embargo, el comprador se siente más indefenso frente a vendedores que intentasen estafarle.

Para poder contrarrestar esto, cada vez son más los servicios a través de los cuales se custodian los bitcoins o cualquier otra criptomoneda con la que paguemos, de manera que, hasta que el que recibe el dinero no haya cumplido con su parte, no recibirá tampoco el dinero.

Otra ventaja es el hecho de que no hay ningún organismo regulador que se encargue de fijar el valor de la moneda, a la vez que debemos tener en cuenta que se trata de una moneda limitada, es decir, al haber un límite de emisión, en todo caso no se puede generar una mayor cantidad para bajar el valor.

Y por supuesto, también hablamos de una moneda ajena al sistema fiduciario, lo que significa que no se va a poder crear deuda con ella como ocurre en muchos países. Es decir, su valoración no va a depender de un banco central.

A su vez tampoco se puede falsificar, y en cualquier caso se trata de una moneda que garantiza la transparencia, ya que cualquier tipo de transacción que se realice quedará grabada en un registro de libre acceso.

Además de estas, las criptomonedas presentan otras muchas ventajas como el anonimato a la hora de realizar el pago, el menor coste cuando realizamos transacciones, la mayor seguridad, e incluso también se trata de una moneda que se puede almacenar incluso en una memoria USB en la que podríamos acumular una gran fortuna siendo un espacio muy reducido.