Viernes, 15 de diciembre de 2017

Información práctica que facilita la creación de un proyecto web

Iniciar un proyecto web puede ser muy abrumador, pero teniendo en cuenta algunos detalles la tarea es más sencilla

En la actualidad hay bastantes razones para emprender un proyecto digital o digitalizar un negocio al crear una página de internet. A pesar de que estos dos escenarios tienen que pasar por el mismo recorrido, las razones que tienen para hacerlo son muy distintas.

En el caso de la persona que está pensando en emprender un negocio digital, lo más probable es que tenga una idea que le apasione y que quiere llevar a cabo. Ya sea un blog, una plataforma o una tienda digital, la pasión por el proyecto determinará si la persona decide salir de la comodidad de su empleo y arriesgarse en un proyecto propio.

Por otro lado, la persona que está pensando en digitalizar un negocio físico ya existente lo tiene que hacer para no quedarse atrás con respecto a su competencia. Hace algunos años tener un sitio web era opcional y solo traía pequeños beneficios, pero en la actualidad, todo negocio físico debería tener un sitio web para no perder visibilidad y clientes con respecto a la competencia, ya que el número de personas que encuentran negocios por medio de buscadores o plataformas online cada vez es mayor.

En cualquiera de los dos casos, comenzar un proyecto web puede ser algo bastante abrumador, por lo que se puede contratar a servicios como Webtematica para facilitar el proceso con un trabajo de calidad. Cuando el proyecto se empieza personalmente, se tiene que aprender todo desde cero. Desde la compra de un dominio, cómo debe ser un buen dominio, la contratación de un hosting, que gestor de contenido (CMS) es el más adecuado para el proyecto, qué es el SEO, marketing digital, la importancia de un diseño profesional, etc., sin duda alguna son muchas las cosas que se deben tener en cuenta.

¿Qué tener en cuenta al comenzar un proyecto web?

 

Hay personas que tienen la idea de crear un proyecto web pero no saben muy bien sobre que deberían de hacerlo. Lo más recomendable es hacerlo sobre un tema que apasione a la persona, un tema que en lugar de verse como un trabajo se sienta como un hobby o una actividad que se haga con placer. Esta es la mejor forma de disfrutar lo que se hace. Sin embargo, algunas personas hacen investigación sobre los temas más rentables y deciden hacer sus proyectos sobre estos temas.

Una vez se ha determinado el tema del que se hará el proyecto, se debe pensar en una compañía de dominios y hosting. Ahorrar dinero en el hosting es un gran error. No se necesita el hosting más costoso, ya que no se le sacará provecho, pero si un buen hosting que permita que la web se ejecute correctamente y que pueda soportar un crecimiento orgánico. Los hostings gratuitos no se recomiendan más que para hacer algunas pruebas.

Desde el primer momento, el contenido siempre debe de ser de calidad, poniendo la experiencia de los usuarios por sobre todas las cosas. De hecho, se recomienda no colocar publicidad hasta que se haya alcanzado un buen número de visitas. Esto, además de brindar un diseño más limpio, permite que la página cargue más rápido, algo que ayuda mucho ante los ojos de Google y los buscadores.  

Teniendo contenido de calidad se aumentan las probabilidades de que el usuario se interese por leer otros artículos del sitio e incluso de agregarlo a sus marcadores para visitarlo constantemente. También es importante invitar a los lectores a suscribirse y dejar su correo en el newsletter para que puedas se le pueda invitar, con más contenido de calidad, a regresar a leer un tema de interés. De ésta forma se consigue fidelizar a los usuarios.