Sábado, 16 de diciembre de 2017

“Tenemos recursos para reestructurar los equipos y garantizar la asistencia sanitaria en el ámbito rural”

El gerente de Atención Primaria asegura que el principal problema son las jubilaciones previstas y que la prioridad es potenciar las periurbanas Norte y Sur y Santa Marta “porque son los tres equipos que más han crecido en población y que más recursos están necesitando”
Luis Javier González Elena, gerente de Atención Primaria, en su despacho. Foto: Alejandro López

El doctor Luis Javier González Elena lleva un año al frente de la Gerencia de Atención Primaria en Salamanca y mantiene la ilusión con la que comenzó esta nueva andadura. Reconoce que el gran problema del sistema sanitario en la provincia de Salamanca no es económico, el problema actual es la falta de médicos de familia y de pediatras, una situación en la que ya se está trabajando con un plan estratégico que pasa por reestructurar los equipos médicos para asumir las jubilaciones, potenciar la Enfermería y tecnificar los centros de cabecera, dando prioridad a las zonas con mayor crecimiento de población.

¿El principal problema al que se enfrenta ahora como gerente de Atención Primaria es el de las jubilaciones?

El gran problema que tenemos ahora es que no hay médicos de familia ni pediatras. Actualmente se cuenta con unos 330 médicos de equipo y entre 2017 y 2020 están previstas  alrededor de 150 jubilaciones, lo que supone el 45% de los recursos humanos. Calculando que unos 8 al año prolonguen su vida laboral y que este año hemos conseguido que se queden 8 residentes, lo que es un éxito total, y teniendo en cuenta que hay jubilaciones adelantadas, creemos que de esos 150, entre 50-80 médicos menos vamos a tener en estos cuatro años. Esto significa que tenemos que adaptar los puestos de trabajo teniendo en cuenta también la evolución demográfica porque la población en la provincia ha disminuido en los últimos diez años considerablemente en algunas zonas, hasta un 25% en localidades como Cantalapiedra, Lumbrales y Tamames, mientras que en el alfoz ha subido un 60% y no ha habido una distribución en esta misma línea de los profesionales.

Con los recursos que tenemos, bien organizados, se pueden asumir las jubilaciones. Hay 30-40 jubilaciones por año y en dos o tres años debemos ser capaces de asumir toda la reestructuración y los profesionales están de acuerdo, porque no podemos tener un médico y una enfermera para 120 habitantes.

¿Ya se está trabajando en esta reestructuración que parece tan necesaria?

Hay mucho por hacer y ya hemos comenzado esa reestructuración en algunas zonas como Ledesma, Miranda del Castañar, Guijuelo y Alba de Tormes, donde hemos aprovechado jubilaciones para adaptar los cupos. Por ejemplo, en Ledesma un médico tenía 201 tarjetas sanitarias y se ha jubilado uno de al lado con 257, lo que hemos hecho es que asuma estas dos demarcaciones asistenciales y ha pasado de un 40 por ciento de jornada laboral a un 90 por ciento y lo puede asumir perfectamente.

¿La reordenación prevista garantiza la asistencia en todos los municipios?

Con este esquema consideramos que tenemos los recursos suficientes para llevar a cabo esta reestructuración y garantizar la asistencia sanitaria y, como se comprometió la Consejería de Sanidad, mantener la frecuentación. Si estaba yendo tres días al pueblo, seguirá siendo así, aunque la frecuentación no significa calidad. Lo que queremos es ir tecnificando los consultorios y centros rurales e implantar procesos asistenciales para ayudar a los profesionales. El fin es ir menos días pero más tiempo y aumentar la asistencia con visitas a domicilio y el seguimiento a pacientes crónicos, que no sea a demanda, porque así se optimizan los recursos y se evita estar tanto tiempo en las carreteras. Con esto queremos potenciar también la Enfermería, que es la figura principal en Atención Primaria y es lo que más demanda la población rural, que sea un trabajo coordinado entre médico y enfermeras.

Entonces, ningún pueblo debe temer porque no se va a quedar sin médico.

  “En todos los consultorios y centros de salud se está yendo más que lo que se exige por ley

En todos los consultorios y centros de salud se está yendo más que lo que se exige por ley, ya que hasta 50 habitantes solo iría un día el médico, y eso se va a mantener, y si no se hace así es porque no es necesario. Lo que pretendemos es tener más continuidad en el seguimiento del paciente aunque no se esté tan presente, en definitiva, más calidad y menos cantidad.

¿La intención de la Gerencia de Atención Primaria es llevar los recursos allí donde hay mayor demanda por el crecimiento de población?

Garantizar y mejorar la asistencia sanitaria en toda la provincia es nuestro objetivo, pero el Alfoz es prioritario en este momento. Ahora es necesario potenciar las periurbanas Norte y Sur y Santa Marta porque son los tres equipos de Atención Primaria que más han subido en población y que más recursos están necesitando. Ya se ha llevado a Periurbana Sur un residente recién acabado y se ha aprovechado también para reestructurar en Doñinos de Salamanca con un recurso más y la idea es hacer lo mismo en Periurbana Norte y en Santa Marta. En Santa Marta se está estudiando poner un recurso más médico y también de Enfermería por el aumento de población que ha tenido.

En Carbajosa de la Sagrada vamos a llevar en ecógrafo que dará servicio a toda la Periurbana Sur porque es nuestra intención acercar los recursos a la población y el consultorio tiene unas buenas instalaciones. Tenemos la misma idea para llevar otro ecógrafo a otra zona que aún estamos estudiando y también queremos potenciar el servicio de urgencias de Atención  Primaria, para ello hemos mantenido hace unos días una reunión con el Hospital y el Servicio de Emergencias 112 con el fin de dar una visión global de la gestión de las urgencias como el primer filtro al que acceda la población. Es necesario definir las urgencias y dónde tienen que ir. Todo aquello que sea urgencia se llevará a la calle Valencia. Además, queremos potenciar también la educación sanitaria.

Algunos vecinos del Alfoz han reclamado en varias ocasiones un servicio de Urgencias de Pediatría, ¿es una demanda que se puede asumir?

El servicio de Urgencias de Pediatría es complicado asumirlo, pero en todo momento las revisiones están garantizadas en tiempo y forma y también la asistencia, a pesar de las numerosas bajas que estamos sufriendo en cuanto a pediatras. Tenemos una sanidad muy buena y en ningún sitio más que en España hay un pediatra en Atención Primaria, en otros países lo hace el médico de familia, y es un lujo. Todo es mejorable y considero que los momentos de cambio son buenos para poner medidas de mejora.

¿Qué mejoras se han realizado y cuáles están previstas para los centros de salud y consultorios de la provincia?

Yo estoy ilusionadísimo para hacer todas las mejoras previstas y vamos a implantar muchas cosas nuevas gracias a que desde la Junta de Castilla y León tenemos una dotación de 220.000 euros con los que hemos comprado los dos ecógrafos, de los que uno irá a Carbajosa. Además, se ha destinado una partida para dotar a los consultorios locales con más de 500 tarjetas DESA (desfibriladores externos semiatomáticos). En Salamanca son diez equipos que ya están instalados en Los Santos, Hinojosa, Sotoserrano, Aldeaseca de la Armuña, Monterrubio de la Armuña, Castellanos de Moriscos, Peñasolana, Doñinos de Salamanca, Aldeatejada y Calvarrasa de Abajo. Además se han renovado los equipos de Barruecopardo,Cantalapiedra, Fuenteguinaldo, La Alberca, Ledesma, Linares, Miranda del Castañar, Santa Marta de Tormes, Villoria y Tamames. Y en breve se sustituirá también el DESA de Lumbrales.

¿Hay más proyectos para acercar la tecnología y las pruebas diagnósticas a los centros de cabecera?

Apostamos por la tecnificación y para dotar de cirugía menor ambulatoria a los centros rurales se han comprado dos bisturís eléctricos, uno va a Peñaranda y otro seguramente irá al Alfoz. Se puso en marcha en Guijuelo y el servicio ha funcionado muy bien y estamos muy contentos, por eso la idea es ir extendiéndolo a otras zonas. Hemos comprado varios aparatos para fisioterapia en Béjar y tenemos la intención de comprar retinógrafos. Como ya tenemos uno, lo hemos llevado al centro de salud de San Bernardo y hemos iniciado un programa para hacer un fondo de ojo a diabéticos y evitar derivaciones al hospital. Sobre retinografía hay un plan regional y se está esperando para llevarlo a cabo, pero como aquí tenemos un aparato, hemos empezado ya el programa.

Este año se han incorporado varios puntos de extracción de sangre en los pueblos cercanos a la capital, ¿está previsto extenderlos a otras comarcas?

Actualmente tenemos 45 puntos de extracción, 36 de ellos en centros de salud  y otros 9 en consultorios. En marzo y abril se incluyeron Carbajosa, Villamayor y Cabrerizos y ha sido un servicio muy bien acogido. De momento no está previsto extender el servicio porque no hay demanda de más sitios y además se necesitan instalaciones adecuadas para poder contar con un punto de extracción.

¿Está satisfecho con el funcionamiento de la receta electrónica?

  “… no tenemos lista de espera en Atenión Primaria, excepto en momentos puntuales y fechas concretas, como puede ser el verano en la zona rural

La receta electrónica está ya implantada en toda Castilla y León y se ha conseguido bajar la asistencia a las consultas aproximadamente un 15% y, a nivel urbano, el 65% de las recetas se tramitan ya de forma electrónica y el 60% a nivel rural, que es más o menos la media de la región. Sí que es verdad que se ha estancado ya porque son principalmente para pacientes crónicos, pero el funcionamiento es correcto. Es cierto que los problemas informáticos se han dado pero son cada vez menos y siempre está la receta de papel; ahora prácticamente estamos en una situación bastante buena, aunque todo es mejorable siempre y casi no tenemos incidencias. Los equipos informáticos están un poco obsoletos, pero ya hemos recibido noticias de que desde la Junta se van a renovar en breve con una partida importante y llegarán nuevos equipos informáticos. Es una asignatura pendiente actualizar y renovar los equipos.

¿Existe lista de espera en Atención Primaria?

En este aspecto se ha mejorado, en parte gracias a la implantación de la receta electrónica, y no tenemos lista de espera en Atención Primaria, excepto en momentos puntuales y fechas concretas, como puede ser el verano en la zona rural, en navidades o después de un puente, pero siempre la asistencia sanitaria está garantizada y siempre que un paciente dice que se le tiene que ver en ese momento se le ve, porque la Atención Primaria es sinónimo de accesibilidad y se le ve el mismo día que pide. Solo hay cinco médicos, de los casi 200 que tenemos cita previa automática, que tienen más de 48 horas de espera, el resto está por debajo.

¿Es necesaria una mayor coordinación con el Hospital?

Con el Hospital tenemos muy buena relación y ya estamos trabajando para acercar los propios hospitales a Primaria y viceversa. Es algo bueno porque entendemos lo que hacemos en cada lado y facilita la relación y el seguimiento al paciente. Estamos trabajando en Traumatología, Oftalmología, queremos empezar con Cirugía Vascular, Cardiología, Salud mental, Dermatología y Digestivo. Con Fisioterapia y Rehabilitación hay un proyecto para intentar establecer un protocolo en las interconsultas para que no haya problemas en cuanto a rehabilitaciones en el ámbito rural, porque la población envejece y no está claro dónde tiene que ir. En Laboratorio también estamos trabajando.

Aparte de las obras de ampliación de los centros de salud de Calzada de Valdunciel y Santa Marta, ¿hay algún proyecto más previsto?

También hay una pequeña partida en los Presupuestos del próximo año 2018 para el proyecto del centro de salud de El Zurguén. En cuanto a las nuevas instalaciones del centro de salud de Calzada de Valdunciel, es un proyecto que está avanzado. La ejecución era para 2019 pero vamos a intentar que sea antes, porque es nuestra prioridad ahora mismo debido a las deficiencias que presenta y estamos intentando que la obra se haga más pronto. Sobre la ampliación del centro de salud de Santa Marta, aprovecharemos esta mejora para llevar más profesionales y más tecnología, aunque la ejecución sería en 2019.

Fotografías: Alejandro López

  • Luis Javier González Elena, gerente de Atención Primaria, en su despacho. Foto: Alejandro López