Domingo, 17 de diciembre de 2017

Supercompositores con superproblemas

Ya os he hablado de cuanto me gustan las composiciones de Danny Elfman y cuan camaleónico es a la hora de adaptarse a cualquier género cinematográfico. Además, me parece un compositor con mucho criterio a la hora de explicar qué le hace tomar una u otra decisión para afrontar con respeto cada una de sus bandas sonoras.

Su última contribución ha sido para la quinta película de la saga “La liga de la justicia” en la que durante su rodaje y posproducción hubo algunos cambios de última hora siendo, uno de estos, la incorporación de Danny Elfman en sustitución del compositor que había sido contratado para tal fin, Junkie XL. Pero Elfman ya está acostumbrado a unirse a última hora a algunos de los proyectos, por lo que no le resulta nada extraño y menos en ese mundo de las grandes producciones estadounidenses donde, como se ha visto con el caso de la dirección del film, es habitual sustituir a un artista por otro. El director original de esta película era Zack Snyder, pero en su caso un problema familia le hizo abandonar su puesto cogiendo las riendas Joss Whedon, quien llamó a Elfman.

Danny Elfman llega a esta película debido a que Antonius Tom Holkenborg (Junkie XL) se ha unido al proyecto de “Tomb Raider” y sus declaraciones fueron: “como mi mentor Hans Zimmer me dijo, no eres un compositor de Hollywood de verdad hasta que no te remplazan en un proyecto, así que finalmente creo que me he graduado. Me duele dejar el proyecto, pero quiero dar las gracias a Zack por contar conmigo en un principio, y le deseo a Danny, Joss y Warner Bros lo mejor con “La Liga de la Justicia””.

La polémica llega ahora, con la película en cartelera. Muchos de los fans de la saga consideran no sé si blanda o poco apropiada la música compuesta para este proyecto, pero desde luego se deshacen en elogios para Hans Zimmer (compositor de sagas anteriores) exponiendo que la “epicidad” de sus temas dejan a la altura del betún el trabajo de esta nueva entrega.

Elfman, que como ya he dicho antes tiene un buen criterio, considera que es una “idea de mierda” que las nuevas películas de largas franquicias rehagan la música de cero sin aprovechar esos leitmotivs que ya vienen siendo característicos para cada uno de los superhéroes y que el público demanda.

Así pues ha hecho revisiones al tema clásico de Superman de John Williams y a su propio tema de Batman, que se escucha en la batalla final, y expone: “Todo el concepto de que cada vez que se reinicia una franquicia de superhéroes con un nuevo director, tienes que empezar la música desde cero, es una idea de mierda. Es solo para el ego del director o el compositor. Necesitan aprender la increíble lección que han sabido Star Wars y James Bond durante décadas, que es la de mantener esas conexiones musicales vivas, y eso es satisfactorio para la gente que ve esas películas. Hay como cuatro temas diferentes de Spiderman en este momento, y como resultado, no tiene un sonido reconocible […]”

Creo que ha estado muy acertado en sus declaraciones y que no hay nada mejor que conseguir conquistar los oídos de los espectadores con esos motivos musicales que hacen que reconozcamos a un personaje aunque no lo veamos. Yo ya he escuchado la BSO y me parece fantástica. Además cuenta con los temas de Gary Clark Jr y Junkie XL (Come Together), Sigrid (Everybody Knows) y The White Stripes (Icky Thump) que ya habían sido compuestos antes de que él llegara y que, como no podía ser de otra manera, también forman parte de la banda sonora de esta película.