Sábado, 18 de noviembre de 2017

La Junta reducirá el uso de sujeciones en los centros de atención a personas dependientes

Este programa va a iniciarse con un proyecto piloto y la formación para profesionales que prestan estos servicios
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha asistido a la entrega a las Hermanas Hospitalarias de Palencia del Certificado que la Confederación Española de Organizaciones de Mayores, CEOMA, le ha otorgado  como ‘Centro libre de sujeciones’. Es el primer centro de Castilla y León al que esta entidad le entrega este reconocimiento. Alicia García ha valorado el compromiso de Hermanas Hospitalarias en la constante mejora de la calidad en la atención, en el que cuentan con el apoyo de la Junta para la atención y mantenimiento de 380 plazas tanto de mayores como de personas con discapacidad y para la realización de itinerarios profesionales. Para todo ello, esta entidad contó con una aportación de la Consejería de 7,6 millones de euros, en 2016.

García se ha referido a la necesidad de un cambio en la cultura del cuidado en la que la dignidad de la persona debe ser el pilar fundamental. Ha resaltado el compromiso ético de la Junta con un nuevo modelo de atención a las personas dependientes basado en la mejora constante, dentro de la cual se encuentra la progresiva eliminación de sujeciones en esa atención.

Este compromiso se recoge ya en actuaciones como el recientemente aprobado ‘Plan Estratégico de Servicios Sociales’, que impulsa el enfoque ético en cualquier actuación e intervención social y prevé un análisis y revisión de los protocolos en materia de sujeciones mecánicas y químicas para garantizar mayor libertad y dignidad a las personas; en la ‘Estrategia de prevención de la dependencia’ que incluye experiencias innovadoras para generalizar la cultura de no sujeciones, o en el ‘Comité de Ética de los Servicios Sociales’, que asesora a los profesionales en los conflictos éticos motivados por el uso de sujeciones.

‘Cuidar sin sujeciones en Castilla y León'

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades se ha referido a la estrategia que la Junta está desarrollando para la disminución progresiva del uso de sujeciones en los centros públicos de atención a personas mayores y a personas con discapacidad de la Comunidad. García ha anunciado que la Consejería va a poner en marcha el programa ‘Cuidar sin sujeciones en Castilla y León’, que va a desarrollar de forma inmediata dos iniciativas novedosas en esta materia, ambas enfocadas a la formación y capacitación de los profesionales en alternativas para el cuidado seguro sin usar sujeciones.

La Junta cuenta con 15 centros propios de personas mayores, en los que trabajan 2.265 profesionales y atienden a 2.115 personas dependientes. Al mismo tiempo, la Consejería cuenta también con ocho centros propios de atención a personas con discapacidad, en los que trabajan cerca de 1.100 profesionales que atienden a 1.054 personas.

‘Aprende a cuidar sin sujeciones’

La primera de las iniciativas va a ser el proyecto piloto ‘Aprende a cuidar sin sujeciones’. Se va a iniciar en cuatro centros públicos de la Consejería, dos de atención a personas mayores, que son Los Royales de Soria y Fuentes Blancas de Burgos, y otros dos de atención a personas con discapacidad, que son el Centro de Nuestra Señora de la Calle de Palencia y el Centro El Ángel de la Guarda de Soria.

Gracias a este pilotaje, que llevarán a cabo expertos en la materia durante un periodo de 18 meses, los 620 profesionales que trabajan en estos cuatro centros recibirán formación específica y asesoramiento reglado en la metodología de eliminación de sujeciones y en su gestión en la práctica diaria, con la finalidad de que, por un lado, puedan adquirir las habilidades necesarias en su trabajo diario para identificar alternativas seguras e individualizadas a las sujeciones y, por otro lado, sensibilización e implicación en esta nueva forma de trabajo para avanzar la cultura de no sujeciones que se va a generalizar en todos los centros públicos.

Alicia García ha señalado que, una vez esté finalizado el pilotaje y evaluado su resultado, se dará continuidad al proyecto con la incorporación progresiva del resto de centros públicos de atención a personas mayores y de atención a personas con discapacidad de la Comunidad.

‘Proyecto de formación para profesionales de centros de atención a personas con discapacidad intelectual’

La consejera ha avanzado también que la segunda de las iniciativas se basa en un enfoque ético de la intervención profesional a través de un nuevo proyecto de formación para los profesionales que trabajan en centros de atención a personas con discapacidad intelectual.

Con el fin de mejorar el abordaje de las situaciones conflictivas que puedan darse en este tipo de centros, con este programa se dotará a los profesionales de habilidades de contención y de técnicas para una reacción correcta y, siempre desde un enfoque ético, ante conductas problemáticas. Este programa se iniciará el próximo año, se desarrollará a lo largo de varios años y se impartirá a los cerca de 1.100 profesionales de los ocho centros de atención a personas con discapacidad dependientes de la Consejería, que atienden a más de 1.000 personas con discapacidad.