Sábado, 18 de noviembre de 2017

Un solvente Juan del Álamo corta una oreja en Lima

No le fue bien con el primero de su lote, pero lo compensó con la faena que firmó en el segundo
Juan del Álamo con la oreja lograda en Lima

Fernando Roca Rey, Joselito Adame y Juan del Álamo eran los encargados de hacer el paseíllo, con media plaza en los tendidos, esta tarde de domingo en el bicentenario coso de Acho, en Lima (Perú). En el cartel, un encierro con el hierro de La Viña y El Olivar.

Fernando Roca Rey se va a porta gayola a recibir al que abre plaza, Jalapo, un jabonero muy bien presentado de la Viña con, 557kg de peso. El de purísima y oro lo lleva al caballo, donde recibe un largo puyazo. Lo prueba por tres apretadas chicuelinas y una media y pide el cambio de tercio. Pone los tres pares el matador desde el balcón, y es aplaudido. Brindis al público. Arranca su faena con cambiados por la espalda que recuerdan a su hermano menor. Una primera serie de derechazos y el toro lo protesta. Se toma su tiempo, torea si toro. Otra más, a un burel sin mucho recorrido. Lo intenta por el izquierdo, esta vez bajándole la mano y toreando con los vuelos de la muleta pero falta transmisión. Se arrima en la última y lo mata de una entera. Palmas.

Recibió Joselito Adame a la verónica a Coladito, jabonero enmorrillado del Olivar con 565kg. Perdió las manos en el caballo. Chicuelinas en los medios. Aprieta hacia adentro el astado en las banderillas. Brindó al público y lo intentó pegado a tablas pero fue enganchado. A partir de ahí lo sacó a los medios y le instrumentó los primeros derechazos. Con empaque y desmayo fue la segunda serie por el pitón derecho. Uno de las flores. No le sobraba la fuerza el toro. Le pegó un templado natural en la primera por la izquierda. Al quedarse el burel sin fuerza y recorrido, se arrimó el mexicano al compás del ”Monarca del Trincherazo” y los olés de Acho. Pinchó al primer intento y nuevamente en el segundo. Acabó con él de una entera a la tercera entrada. Tibias palmas.

El tercero fue un bonito ensabanado y cargaba con 551kg, de la Viña. Lo recibió Juan del Álamo, de rojo y oro, abriéndose de capa a la verónica primero en tablas y luego en el tercio. Se sucede un aplaudido tercio de varas, toreando con el caballo, pero de una sola entrada. Delantales con poco recorrido y escasa fuerza, a un toro que se dolió en banderillas. Se dobló en el primero y lo sacó a los medios pero Fantasma perdió las manos. Le dio un varetazo seco en la primera serie, con una plaza que le pedía que abrevie cuando volvió a caer al albero por segunda vez. Cambió la espada y la mano pero la embestida era descompuesta y se dispuso a matarlo, pero lo pinchó; dos veces. Desprendida efectiva y bronca.

Fue General el cuarto, negro listón del Olivar de 523kg; segundo para el peruano. Con más fuerza y movilidad dejó que se luciera con el capote Roca Rey, que luego lo llevó galleando a donde el picador. Tres zapopinas y una larga cambiada de rodillas le merecieron una ovación del tendido. Pidió la marinera para poner las banderillas y ejecutó un vistoso segundo tercio con un último par al quiebro. Lo brindó al público que lo aplaudió con cariño y citó desde lejos y de rodillas pero el toro se desplomó de lado. Lo llevó templado y a media altura pero aún así el animal volvió a perder las manos. Cambió de mano pero el del Olivar se quedaba corto y le costaba embestir. Parecía que conseguía ligar en una buena serie pero General no aguantó y nuevamente, cayó. Se puso de rodillas queriendo transmitir y poner todo lo que el toro no tenía, cuando comenzaba a tocar la banda, inexplicablemente. Se arrimó y lo puso todo el torero pero no tenía oponente. Bernadinas y una arrucina previo a entrar a matar, de una estocada ligeramente contraria pero efectiva. Oreja con división.

El último de Adame fue Músico, negro listón astifino de 503kg. Tuvo que corregir el puyazo el picador. Le brindó el toro al ganadero Sánchez Paredes y empezó su obra por bajo, doblándose. Iba con la cara suelta y le quería enseñar a embestir con ayudados con la izquierda; casi pierde las manos y sale suelto buscando las tablas. Mirón el toro que sin recorrido, se quería colar. Sin nada más por hacer, le dio castigo y se fue a por la espada; pinchazo hondo y dos intentos con el descabello.

Derrota en el burladero de salida el último del Olivar, aplaudido jabonero de 584kg para el salmantino. De nombre Forjador, acudió al caballo de De la Barra con brío, donde recibió un breve pique. Buen par de “Jarocho”. Brindó al público y se cerró en tablas para recibirlo con ayudados por bajo, coreados. Templó, ligó y mandó en la primera con la derecha y Acho rugió, y la banda tocó. Le dió su tiempo pero se desentendía por el izquierdo. Dos de farol y el de pecho. Armó su muleta y volvió al pitón bueno pero Forjador se estaba acabando. Le dio una serie de manoletinas y se tiró a matar con todo. Oreja.

Ficha del festejo

Plaza de toros de Acho, Lima, Perú. Tercera de la feria del Señor de los Milagros. Corrida de toros. Media plaza.

Toros de La Viña y El Olivar.

  • Fernando Roca Rey, de azul celeste y oro, ovación y oreja. 
  • Joselito Adame, de marfil y oro, palmas y silencio. 
  • Juan del Álamo, de pichón y oro, bronca y oreja.