Sábado, 18 de noviembre de 2017

La promoción de la lectura, una fiesta constante.

El poeta Gabriel Celaya decía que “la cultura es un arma cargada de futuro” y nosotras adoptamos las mismas palabras haciendo referencia a la lectura. Difundir cultura y dinamizar el libro y la lectura dentro y/o fuera del espacio físico como librerías, bibliotecas, centros escolares; trabajar mano a mano con personas de 0 a 100 años en diferentes espacios, es una tarea fascinante en la cual cada día nos sentimos más cómodas y agradecidas. 

Ayer, 10 de noviembre, fue el día de las librerías. Son muchas -favoritas- las que forman parte de nuestra listado. En nuestros viajes -aquí y allá, a nivel personal y profesional- siempre encontramos tiempo -aunque sean minutos- para curiosear y disfrutar de estos espacios llenos de creatividad, portadores de aventuras y capaces de trasmitir al lector su pasión por los libros.

Nosotras ayer celebramos su día en otro espacio amigo de las librerías, la biblioteca. Esta vez viajamos hasta Aceuchal, la provincia de Badajoz, para participar en el Plan de Lectura de Badajoz “Un libro es un amigo” en colaboración con la Diputación de Badajoz y la Fundación Germán  Sánchez Ruipérez, quiénes nos han llevado a la Biblioteca Pública Municipal Mahizflor y disfrutar compartiendo cuentos, miradas cómplices, risas alargadas, palabras espontáneas y llenas de emoción, con alumnos de 2º de la ESO, 4º y 2º Educación Primaria, la bibliotecaria, varios docentes y las concejalas de cultura y educación. 

La promoción de la lectura es una fiesta constante. El ritmo nunca para. Nuestro trabajo siempre cargado de emoción, respeto, creatividad, contagio y amor por los libros, es lo que mejor define como nos sentimos cada día que cerramos nuestro espacio y/o actividades y volvemos a casa -a veces cansadas- pero siempre con una sonrisa y agradecidas de disfrutar junto a todos y cada uno de vosotros. Una vez más ha quedado claro que:

 

¡¡UN LIBRO ES UN AMIGO!!

 

Soraya Herráez González.