Domingo, 19 de noviembre de 2017

La infancia necesita un pueblo para educarse

Con motivo de la jornada mundial de los derechos de la infancia, el equipo de Cáritas Diocesana de Salamanca reflexiona sobre la sociedad en la que se educan los más pequeños

El 20 de noviembre celebraremos un año más la Convención de los Derechos de la Infancia, dedicaremos un día a recordarnos que las niñas y los niños siguen siendo los olvidados de nuestras sociedades (y sobre todo las niñas), los más pobres de entre los pobres (y sobre todo las niñas), los más explotados de entre los explotados (y sobre todo las niñas), en definitiva, que siguen siendo los últimos de la fila de nuestras sociedades, desde las más “modernas” a las menos “desarrolladas”. Es un día para recordarnos que nos queda mucho por hacer.

Sabemos que las niñas y los niños son la huella más clara de la sociedad en la que viven, que reproducen los hábitos y las formas de relacionarse que marcamos las personas adultas, y que luego, ellos y ellas, serán a su vez personas adultas que replicaran esos mismos esquemas.

Este año queremos reflexionar sobre un tema que nos preocupa desde hace tiempo y es que la violencia cada vez está más presente de forma gratuita en nuestra sociedad, y que cada vez estamos más preocupados como sociedad porque los niños y niñas se comporten de forma violenta en múltiples situaciones.

Compartimos con José Antonio Marina que las niñas y los niños necesitan un pueblo para educarse, que no solo vale con la familia y con el colegio, que todos formamos parte de este complejo entramado que es la educación, y que por lo tanto todos somos responsables de que los niños y las niñas crezcan en ambientes que favorezcan el encuentro, la participación, la gratuidad, la amistad, la reconciliación, y muchos otros valores que nos ayudan a construir comunidades fuertes.

Todos y todas somos parte de esta sociedad y los niños y las niñas son la medida de cómo la estamos construyendo.

Equipo de infancia, adolescencia y juventud de Cáritas Diocesana de Salamanca