Jueves, 23 de noviembre de 2017

La lectura de regazo

La lectura de regazo

 

El bebé se acerca gateando en busca de protección, de un entorno conocido. Se coloca en tu regazo y allí le esperas con un libro. Lo abres y juntos descubrís la magia que esconden cada una de sus páginas, los sonidos de sus palabras, las imágenes que son también pequeños trocitos de mundo. En este momento descubres que leer puede ser uno de los actos mas intensos que realiza el ser humano y que  debe compartirse desde los primeros meses de vida en lo que se ha llamado la “lectura de regazo”.

Hoy queremos profundizar en la intensa relación que se puede crear entre el niño y el adulto a través de los libros. Es increíble pensar cómo una sola palabra despierta, estimula y activa el imaginario de los más pequeños incluso cuando aún no saben leer.  Un cuento compartido puede favorecer la adquisición de vocabulario, la facilitar el conocimiento del mundo que le rodea y, lo que es más importante todavía, sustentarse en la emoción por el mero hecho de leerlo juntos. El regazo es un lugar único donde el libro se convierte también en algo sin igual.

Cuanto mas historias, palabras, canciones, ritmos, cuentos, poemas, compartamos con las más pequeños, más favorecemos que aumento su conocimiento lingüístico, su bagaje cultural y su capacidad de vincular aquello que escucha, ve o siente a través de las páginas de un libro con lo que escucha, ve o siente en su entorno.

Si os apetece seguir descubriendo cómo leer sin saber leer con los más pequeños y además comprender a la vez cómo funciona nuestro cerebro desde los primeros meses de vida hasta que adquiere la capacidad de descifrar por sí mismo las palabras escritas, os invitamos a apuntaros a nuestro curso NEURONAS LECTORAS, una formación online que realizamos en colaboración con la Universidad de Salamanca y que presenta el vínculo existente entre neurociencia, lectura y tecnología a través de una metodología innovadora y práctica. Tenéis toda la información en el enlace.

Y mientras tanto… 

a leer un poquito en el regazo. 

¡Feliz domingo, curios@s!

Rebeca Martín