Lunes, 18 de diciembre de 2017

Bonet: “La inestabilidad que existe perjudica a la economía y al bienestar de la gente”

El presidente de  Freixenet asegura que a finales de este mes propondrá al consejo de administración la salida de su sede social de Cataluña
José Luis Bonet, a la izquierda, en el Foro Económico de "El Norte de Castilla". Foto: Alberto Martín

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha anunciado hoy en Salamanca que en el próximo consejo de administración, que se celebrará a finales de este mes, va a proponer el cambio de sede social de la empresa para que salga de Cataluña. “En el caso de que haya independencia, propondré al consejo la salida de Cataluña como sede social”, ha explicado durante su participación en el Foro Económico de ‘El Norte de Castilla’, acto en el que también ha afirmado que “la inestabilidad que existe va a perjudicar a la economía y el perjuicio a la economía es el perjuicio al bienestar de la gente”.

Bonet ha asegurado que el cambio de sede de la empresa Freixenet es “una cosa sencilla y estamos preparados para ello” y también ha reconocido que su postura pública sobre el proceso de independencia ha provocado “una reacción negativa en algunas partes de Cataluña pero en otras partes hay una reacción que compensa la primera, así que no hay una repercusión importante”. Y ha recordado que  Freixenet es una empresa que exporta el 80% de su producción, “así que la relevancia es menor”.

El también presidente de la Cámara de Comercio de España ha señalado que el empresariado catalán está dividido en estos momentos, como toda la sociedad catalana. “Hay empresarios, los menos, que son independentistas, y empresarios, los más, que no lo son. Unos de estos se manifiestan, poco”, ha indicado. José Luis Bonet ha sido claro al asegurar que “soy catalán, español y europeo y no debe haber inconveniente porque todo suma” y ha manifestado que para Cataluña es muy importante que se recupere la normalidad porque de no recuperarse, “la inestabilidad que existe va a perjudicar a la economía y el perjuicio a la economía es el perjuicio al bienestar de la gente, porque las empresas son la pieza clave de nuestro sistema, y si estas empresas no están seguras donde están empiezan a sufrir. Y sufrir las empresas es sufrir la gente”.

Sobre las Cámaras de Comercio, José Luis Bonet ha subrayado que son instrumentos imprescindibles en la situación actual de España y que “fue una barbaridad intentar que desaparecieran” y que en este momento son imprescindibles porque “las pymes están saliendo y necesitan toda la ayuda. Las Cámaras de Comercio son vitales para esto y hay que fortalecerlas para que ayuden a las pymes a posicionarse en el mundo, cosa que hay empezado a hacer”.

Fotografías: Alberto Martín