Viernes, 15 de diciembre de 2017

Otoño - estación- melancolía

OTOÑO- ESTACION- MELANCOLIA

 

 

El otoño: Parece ser esa estación “maldita” que, nada tiene que ver con la dulce primavera, el alegre y colorido verano; ni tan siquiera con el frio y nevado invierno, donde su bullicio navideño nos anuncia la llegada del año nuevo.

 

&

El otoño: Nos produce melancolía, nos deprime al ver como se desnudan los árboles. Y como su vestido de hojas secas, se tornan volanderas, del solapado viento del averno, tal y como si nos anunciaran mensajes.

&

El otoño: Nos torna más herméticos,  susceptibles, individuales y desconfiados, cuando vemos como a la hora temprana, la luz se va muriendo y nos llega la noche, con la espera de un acontecimiento, que en forma de varita mágica, nos lleve el cielo del nuevo día.

 

&

El otoño: Tiene dos meses pesados, largos y cansinos un Octubre y un Noviembre que apenas producen alegrías, son más de tristeza y pesadumbre. Son ese remanso de tiempo, donde tan solo los sobresaltos de la vida nos cambian un momento.

 

&

El otoño: Nos agita en silencio con sentimientos tristes de añoranza, donde todo lo vivido ya es ausente, y mueve sin remedio la esperanza. Atrás y lejos nos queda el calor donde la sangre corre y se agolpa en el pecho, y el corazón sale contento.

 

&

El otoño: También nos da razones donde se puede soñar, incluso, soñar despierto, y oír las voces que nos devuelve el viento. ¡Y, a veces el sueño nos trae voces de plata! ¡Y, nos susurra muy quedo! ¡Soy el otoño! Y, cuando me vaya lo hare gritando. ¡Ya estoy aquí, soy el invierno!

 

 

 

 

 

Fermín González salamancartvaldia.es          blog taurinerías