Domingo, 22 de octubre de 2017

Justicia y democracia.

Como ahora estoy de baja los he escuchado mucho,  podría hacer una estadística de las veces que han dicho lo mismo, unos y otros.

Yo soy y he sido un apostador por la diversidad, siempre he tomado decisiones en mi ámbito hacia ella, apertura a los inmigrantes sin papeles para ofrecer oportunidades, la apuesta por los jóvenes que sufren la exclusión social, etc. Pero no entiendo los afanes independentistas unilaterales, y no soporto a los que se consideran superiores que el resto sean del bando que sean.

Me parece prostituir la historia que mandatarios corruptos vayan de víctimas y  se refugien en el pueblo para pagar las consecuencias de sus actos. En una historia donde muchas personas han muerto por sus ideas en una dictadura, no pueden compararse.

Es increíble cómo se puede manipular a una población simplemente analizando las cosas superficialmente y sesgadas hacia un lado o al otro. Me parece vergonzoso que usen de escudos a niños para perseguir un fin político.

Las posturas están totalmente desencontradas y los dos bandos intentan chantajes más que diálogo. Me parece inapropiado que todo haya quedado a medias para que cada uno interprete lo suyo. Que hubieran votado o que no votara ni uno aunque hubiera que usar el ejército para retirar las urnas e impedir el voto prohibido por un juez, de forma pacífica, pero tampoco permitir que otros desobedezcan por la fuerza.

Yo considero que hay que respetar las señas de identidad de cada región, pero nadie merece más que los demás. ¿ Los catalanes han tenido menos corrupción y mayor reparto de bienes?. Que se lo pregunten a los Puyol o a su expresidente.

Si realmente importara más la justicia social y la igualdad de oportunidades quizá se frivolizara menos con la palabra democracia. Que no es sólo cuestión de hablar, es necesidad conocer la realidad social de la mayoría. La mayoría de los líderes políticos actuales, son niños de papá que siempre han mirado desde arriba.

Se habla de los medios de comunicación. Pero lo aterrador es el poder de la escuela en que unos adultos de uno u otro signo manipulan los conocimientos y los datos para generar odios en los niños. El España me roba o esos son extranjeros, son tópicos dañinos. Se debe buscar la unidad, pero no sólo de España, sino de Europa y del Mundo. Pero con la gente que pasa hambre, con los refugiados abandonados, etc.

 ¿ Esto es la prioridad?. Es cierto que los lenguajes del gobierno y las estructuras monárquicas crean jerarquías injustas, pues expulsémoslos por eso, por corruptos, por insolidarios, pero no porque nos creamos mejores que el resto de España. En Cataluña hubo muchas oligarquías beneficiadas por el franquismo y siguen viviendo en superávit. ¿ También esos han ido a votar en plan república bananera?.

Tampoco defiendo a un PP de amnistías fiscales, corrupción, clasismo, veto a los refugiados e intransigente con muchas causas de exclusión social. Necesitamos más justicia, más igualdad de oportunidades y menos ensuciar la palabra democracia.