Domingo, 22 de octubre de 2017
La Sierra al día

Mogarraz denuncia la falta de recursos asequibles para combatir la fuerte sequía

La alcaldesa, Concha Hernández, manifiesta que no seguirá comprando agua en cisternas a la Diputación y que buscará alternativas más baratas
Mogarraz se encuentra en una situación de grave sequía desde el verano

La escasez de lluvias está provocando una situación de intensa sequía en la Sierra de Francia. Durante todo el verano han sido numerosas las localidades de la zona que se han visto obligadas a prohibir el uso del agua para tareas no básicas, como regar jardines o huertos, situación que se ha vivido en La Alberca o Navarredonda de la Rinconada. Sin embargo, la situación ha empeorado a lo largo del mes de septiembre. Varios pueblos han tenido que recurrir al suministro de agua para uso básico por parte de la Diputación de Salamanca. 

Uno de esos municipios es Mogarraz, cuyas captaciones de agua están prácticamente secas y los depósitos completamente vacíos, por lo que tienen que recurrir al suministro mediante camiones por parte de la Diputación. “Afortunadamente, la mayoría de los vecinos son conscientes del grave problema y son muy cuidadosos con el consumo, sin embargo, no siempre es así, y también se gasta agua de la red para usos no básicos, como regar jardines o huertos. El problema es tal que nos hemos visto obligados a interrumpir el servicio por las noches, para evitar males mayores”, señala la alcaldesa de la localidad, Concha Hernández. 

Sin embargo, el problema también es económico, puesto que el agua que la Diputación sirve en cisterna a las localidades está subvencionada a través del plan de sequía de la entidad sólo durante los meses de verano, y el plan finaliza en septiembre, por lo que a partir de octubre, el agua pasa a tener un precio de 13 euros el hectómetro cúbico, transporte aparte, y es un precio excesivamente alto que se carga directamente a los municipios, según la regidora: “El problema de la sequia no termina en septiembre, no responde a fechas, a partir del domingo, que ya es octubre, aquí sigue sin haber agua y el suministro pasa a costar un precio que los pueblos pequeños como este no podemos pagar. Y encima por un servicio básico que debería estar garantizado. Por ello, no estamos dispuestos a seguir así, por lo que buscaremos nuestro propio sistema de abastecimiento, con una cisterna y consiguendo el agua donde sea más económica”, manifiesta la alcaldesa. 

Otras localidades del entorno de la Sierra de Francia están en una situación similar, como Cepeda o Monforte entre otros, donde también están sufriendo problemas de abastecimiento y cortes de suministro preventivos. 

 

  • Los cauces cercanos están completamente secos
  • Las captaciones de suministro manan poco o directamente nada