Domingo, 20 de mayo de 2018

Un pequeño museo en el corazón del barrio de Pizarrales

Eliseo Blanco nos muestra su particular exposición de objetos pintados merecedora de una sala de exposiciones al público en general
Eliseo Blanco da vida y colorido a piezas que para otros ya no sirven/Fotos:Adrián Martín

Pintor en el servicio de mantenimiento del Ayuntamiento de Salamanca durante treinta años, amante de la pintura y un verdadero sentido artístico desarrollado tras la jubilación.

Así es la “segunda vida” de Eliseo Blanco Rodríguez , que a sus 79 años hace verdaderas obras de arte con raíces de árboles, hojas, piedras o conchas que se encuentra en sus paseos, bien por la orilla del Tormes en Salamanca o cuando va de veraneo a la playa.

Su afición es pintar caras y decorar todos estos elementos anteriormente dichos, dando un toque personal y decorativo a cada piedra, hoja o crustáceo que se encuentre por el campo.

Una carabela de un animal muerto, para cualquiera de nosotros puede pasar desapercibida, pero cuando cae en manos de Eliseo puede convertirse en un soporte idóneo donde plasmar sus caras y volver a darle vida a algo que ya no servía para nada

Llama la atención que su pequeña exposición esté en una cochera de la calle Pacífico, junto a la Iglesia de Jesús Obrero en el barrio de Pizarrales, lugar donde pasa horas pintando cada una de sus piezas o bien dando forma de lagarto a una raíz encontrada el día anterior de paseo.

Eliseo abrió sus puertas de su particular museo a Salamancartvaldia.es con el fin de mostrar a sus vecinos, y lectores de este medio su magnífica exposición con cientos de piezas personalizadas por el artista.

Sin duda alguna este trabajo de años merece al menos estar en determinados momentos  a la luz pública a través de la asociación de vecinos de Pizarrales
Ver más imágenes: