Martes, 24 de octubre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Retortillo se queda de nuevo sin secretario

La localidad comparte el secretario/interventor con las Villares de Yeltes y Bogajo, que tampoco pueden celebrar plenos sin esa figura
Corporación de Retortillo delante del Ayuntamiento

La enrevesada situación que vive el Ayuntamiento de Retortillo ha vivido en las últimas horas un capítulo más con la renuncia de la última persona que había accedido al puesto de secretario/interventor del municipio.

Este hecho ha sido desvelado públicamente por la Plataforma Stop Uranio, quién apunta que se trata de la tercera persona que renuncia en pocos meses a este puesto, que abarca también ejercer como secretario/interventor de los municipios cercanos de Villares de Yeltes y Bogajo (las tres localidades integran una Agrupación de Municipios que comparte una persona en esos puestos).

Desde el punto de vista de la Plataforma, la situación que se encuentran en el Ayuntamiento de Retortillo “supone una losa que es muy difícil superar; la herencia que reciben y las presiones a las que se ven sometidos les abocan a una dimisión dolorosa, ante la necesidad de muchos profesionales de encontrar un empleo tan bien remunerado” (2.500€ mensuales, según la Plataforma).

Hay que recordar que en el Ayuntamiento de Retortillo se presentaron hasta 1.500 alegaciones (muchas de ellas con un modelo similar que fue difundido públicamente) a la solicitud de uso excepcional de suelo rústico y licencia urbanística para el proyecto minero Retortillo-Santidad promovido por la empresa Berkeley. Desde el Consistorio de esa localidad se apuntó a su incapacidad administrativa para resolver el número tan ingente de alegaciones recibidas.

Además de este hecho, la propia Plataforma apunta que la falta de técnicos es el motivo alegado por el Ayuntamiento para “no cumplir con sus obligaciones de colaboración con las altas instituciones del Estado como le piden desde el Senado”, definiéndolo como una actitud “obstruccionista”. Según apuntan, el senador de Compromís Carles Mulet había solicitado documentación al Ayuntamiento sobre el proyecto minero, y como no le ha sido remitida, solicitó amparo al Senado, que le ha sido concedido.

La falta de secretario/interventor impide la celebración de plenos, como ocurrió el pasado mes de julio, cuando se quiso celebrar uno extraordinario para condenar las gravísimas amenazas sufridas por uno de los concejales de la localidad, Eustaquio Martín Herrero, cuando le fue remitido un sobre en cuyo interior había una soga de ahorcado.

De igual modo, tampoco se pueden celebrar plenos en los otros municipios de la Agrupación. Desde Stop Uranio indican por ejemplo que en Villares de Yeltes no se ha podido celebrar ningún Pleno en lo que va de 2017.

La Plataforma Stop Uranio pide a las “administraciones competentes, Diputación y Junta de Castilla y León” que solucionen “de una vez” esta situación generada en Retortillo, de la que ellos consideran únicos responsables a Berkeley.