Domingo, 22 de octubre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Intensa jornada taurina en Martiago, con algunos momentos de peligro

MARTIAGO | Los astados llegaron junto a los caballos hasta la entrada al pueblo, pero en ese momento empezaron a embestir

El encierro a caballo es uno de los grnades atractivos de las fiestas de Martiago/Foto: Adrián Martín

La localidad de Martiago vivió a lo largo del domingo la última jornada de sus fiestas, que era una de las más esperadas, ya que en ella se concentraron todas las actividades taurinas del programa festivo en honor al Santo Cristo de los Remedios, que había arrancado el pasado miércoles.

Las actividades de la jornada dominical comenzaron con un madrugador reparto de perronillas y aguardiente, tras una animada noche de fiesta en la que se pudo disfrutar de una verbena popular. La primera cita taurina del día llegó al mediodía, con el encierro a caballo, en el cual se dieron cita numerosas personas de la comarca mirobrigense que están apurando los últimos coletazos taurinos de este año.

Ese encierro transcurrió con relativa normalidad hasta la entrada al pueblo, con los astados y caballos agrupados. Sin embargo, al llegar al núcleo urbano todo cambió: la manada se partió, y los astados empezaron a embestir, provocando algún que otro momento de peligro.

Por ejemplo, producto de estas embestidas, uno de los jinetes fue desmontado de su cabalgadura, aunque por fortuna no sufrió daños físicos (el golpe del novillo se concentró en el caballo). Además, una persona mayor resultó herida leve tras sufrir un golpe contra las agujas cuando uno de los novillos remató contra las mismas.

Una vez concluyó el encierro a caballo, la actividad taurina continuó acto seguido con una suelta de vaquillas que en principio no dejó incidencias de relevancia, todo ello en una mañana agradable en lo que a la climatología se refiere, aunque con temperaturas frescas a la sombra. Para completar el bloque taurino, Martiago contó por la tarde con una capea, de la que disfrutaron especialmente los jóvenes. Todos estos festejos fueron animados por una charanga.

Para cerrar tanto la jornada dominical como las fiestas en honor al Santo Cristo de los Remedios, los vecinos de Martiago tuvieron a media tarde una actuación de copla y canción española.

Reportaje gráfico:Adrián Martín

Ver más imágenes: