Sábado, 21 de octubre de 2017

La Corrida Charra no llenó ni media plaza

Otra tarde más, Alfonso Fernández Mañueco ocupó una barrera de sombra y recibió el brindis de Alejandro Marcos en el cuarto
Menos público del esperado en una tarde larga y fría. Foto: Adrián Martín

El público no respondió a la corrida anunciada como charra y que hermanaba en el ruedo a Salamanca y México. A pesar de la presencia de dos toreros de la tierra, La Glorieta no llegó ni a media entrada en otra gélida y otoñal tarde. Casi cuatro horas de corrida al final se hizo pesado para quienes acudieron a la plaza para presenciar el que era el último festejo del ciclo continuado, a falta de los rejones del día de San Mateo.

En los tendidos se dejaron ver Paula Romero (Medical Clinic), Ángela Hernández (Artesanía Puente Romano), el periodista Carlos Ruiz Villasuso, en el callejón, y profesionales como Julián Guerra, Salvador Ruano, Antonio Martín y Alberto Durán. Otra tarde más, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ocupó una barrera de sombra y recibió el brindis de Alejandro Marcos en el cuarto. También hubo una importante representación de ganaderos del Campo Charro.

Fotografías: Adrián Martín