Sábado, 21 de octubre de 2017

Ponce, Perera y Marín salen a hombros de La Glorieta

Puerta grande para los tres matadores que cortaron dos orejas cada uno a la corrida de toros de Montalvo

Ponce, Perera y Ginés Marín salen a hombros de La Glorieta. Foto: Adrián Martín

La Glorieta, tras la gran entrada de ayer, acogía en la tarde de este viernes una corrida de toros en la que hacían el paseíllo Enrique Ponce, Miguel Ángel Perera y Ginés Marín. Un encierro de la tierra con el hierro de Montalvo era el que hacía acto de presencia.

Con gusto lanceó a la verónica Ponce al abreplaza de Montalvo. Apretó en el peto. Sin recorrido desde inicios le faltó empuje y transmisión a este soso y noblón de Montalvo. Lo intentó Ponce por ambos pitones sin transmisión. Pinchazo y media estocada. Silencio y pitos en el arrastre para el toro.

Manso y rajado fue el segundo que no dio opción alguna a un firme Miguel Ángel Perera que exprimió la poca fuerza del animal con suavidad en los toques intentando ligar derechazos que no calaron por la flojera extrema de la res. Media estocada. Silencio y de nuevo pitos en el arrastre al animal.

Tres verónicas templadas de encaje y gusto recetó Ginés Marín al tercero. Quite por chicuelinas rematado con una artística media a mano baja. Empujó en el peto con la cara alta. Inició la faena de muleta por estatuarios. Quietud de Ginés ante un toro con voluntad de embestir pero falto de empuje. Lo pulseó y mimó mucho el extremeño dando tiempos para arrancarle lo mejor por el pitón izquierdo muy templado al igual que el cierre por bernadinas. Encajado siempre. Estocada entera. Oreja.

Jugó bien los brazos Enrique Ponce en su recibo a la verónica, ganando terreno a cada lance. Se agarró bien el de Montalvo en el tercio de varas,un toro voluminoso, desrazado y de sosa embestida. sin apretarle. Trasteo a media altura, dándole tiempo al toro para arrancar series hondas por la diestra y remates por abajo marca de la casa. Estocada entera, caída. Dos orejas tras dos avisos.

Lanceó con verónicas a buen son al quinto un  Miguel Ángel Perera poderoso que supo meter en la canasta al enrazado ejemplar de Montalvo a base de mimo y temple. Se fue a los medios, encajado, el animal repetía con condicia y sentenció con tandas de derechazos largos y mano baja muy templado. Bien también al natural en una faena que ganó en intensidad. Mató de estocada entera, trasera. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro.

Muy por encima Ginés del cierra plaza. Toreó con mimo a la verónica para proseguir en una faena de todo poder ante la brusca embestida del de Montalvo. Ejecutó a media altura, tragando siempre, en una labor muy compacta que concluyó con un arrimón tremendo en demostración de valor seco. Oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Glorieta, Salamanca. Cuarta de la Feria de la Virgen de la Vega. Corrida de toros.

Seis toros de Montalvo.

Enrique Ponce, silencio y dos orejas tras dos avisos

Miguel Ángel Perera, silencio y dos orejas

Ginés Marín, oreja y oreja

Fotografías: Adrián Martín