Lunes, 20 de noviembre de 2017

El placer erótico y gastronómico se unen en una experiencia única  

Las propuestas que hacen los restaurantes eróticos como MisT-Tas en la zona de Madrid y las recetas basadas en los platos que gustaban al conquistador Casanova que edita MundoChef, incitan un placer que la gastrosofía ha elevado a ciencia

Para pasar una buena noche desde el mismo momento de la cena, están los restaurantes eróticos, que en la zona de Madrid se presentan con sugerentes propuestas. Los grupos de amigos en despedidas de soltero o celebrando otro tipo de celebraciones, incluso la de querer pasar una noche agradable y nada más, cuentan con los restaurantes eróticos en los que maridar el placer de una buena comida y la invitación a fantasear.

 

No es lo mismo erotismo que sensualidad y sin embargo las diferencias entre una cosa y la otra son muy sutiles. El erotismo, cuyas cualidades encarna el Dios Eros, se encuentra también en la comida y en los gestos de las camareras del restaurante erótico MisT-Tas que hacen las delicias de sus clientes, porque este restaurante es el único de Madrid que cuenta con camareras que hacen top less. La cena empieza como otra cualquiera de un grupo de amigos en un restaurante del centro de la capital y éstos pronto se verán envueltos por chicas sexys, para acabar gozando de una sesión de striptease y un show erótico de alto voltaje e intensidad.

 

La gastrosofía es la ciencia del gozo, los apetitos y los sentimientos

 

MisT-Tas es un restaurante que forma parte de un grupo dedicado desde hace muchos años a las despedidas de soltero y por ello, a través suyo se pueden solicitar servicios de limusina, entradas y zonas VIP de discoteca y todos los servicios relacionados con las celebraciones de despedidas de soltero.

 

El placer erótico y el placer de una buena comida son dos de los placeres carnales sobre los que todo el mundo se muestra de acuerdo en considerar como dos de los más grandes y por eso los restaurantes eróticos también dan mucha importancia a la comida que sirven. El gusto por la comida es una puerta abierta hacia el disfrute de la sexualidad y la gastrosofía, la ciencia del gozo, los apetitos y los sentimientos, que lleva a los gastrósofos a querer conocer cada producto que van a comer y a disfrutar tanto de una fruta madura en la boca que de un beso.

 

Los apetitos se abren solos en estos restaurantes eróticos solo para hombres en los que pasar veladas muy agradables en los que hay barra libre y los novios no pagan en las despedidas de solteros si el grupo de chicos es superior a doce.

 

La gastronomía erótica del conquistador Casanova traducida al arte de la cocina en el blog MondoChef

 

El sabor y el olor de la comida evoca los primeros sabores que se han tomado y de ahí viene aquello de no hay mejor sopa que la que cocinaba mi madre o mi abuela.

Los primeros sabores quedan sujetos a la memoria y apartir de ahi se va construyendo un mundo de experiencias como el que propone el arte de la cocina de mondochef, un prestigioso chef italiano que inicia en su blog gastronómico un viaje a través de los platos populares de su país haciendo un inciso sobre la gastronomía erótica que en su caso, alabó el díscolo y Casanova.


El famoso conquistador de mujeres italiano decía que podía llegar a perder el sentido comiendo trufas, claro que nunca sabremos si lo que afirmaba era cierto o formaba parte de su plan de seducción, como para el chef de MondoChef lo son su receta de spaghetti alla carbonara, uno de los platos que más se preparan cada día en todo el mundo y pocas veces según la receta original. Pues creemos erróneamente que los espaguetis a la carbonara se preparan con crema de leche o que se les puede ir añadiendo tantos ingredientes como queramos. Y eso se puede hacer, pero ya se trata de nuevas recetas, variaciones sobre la receta original que ha colgado en su web el chef italiano que también nos da algunos consejos importantes para que los espaguetis no queden resecos y resultan un auténtico placer.