Domingo, 24 de septiembre de 2017

Sardón de los Frailes; un pueblo con futuro y calidad de vida.

 

A poco menos de una hora de Salamanca, este pequeño pueblo de menos de cien habitantes,  destaca por la calidad de vida y la amabilidad de su gente.

 

Los vecinos de este municipio tienen la suerte de contar con un alcalde joven: Benjamín Cuadrado Holgado, que un día apostó por retornar a sus orígenes y hacer algo para que su pueblo progrese como merece.

 

No es fácil luchar contra la corriente y las dificultades a las que se enfrenta el mundo rural, empezando por la despoblación, que acarrea pérdida de escuela al existir solamente dos niños que se ven obligados a desplazarse a Monleras y a Ledesma. Este inconveniente se queda pequeño cuando se trata de la salud.  Tienen exclusivamente 45 minutos de consulta a la semana,  y por si esto no fuera suficiente, se les acaba de anunciar que van a eliminar este servicio y se tendrán que desplazar a  otra población cercana.

Benjamín se desespera y disgusta ante esta situación crítica y para apoyarle en la lucha, los vecinos están recogiendo firmas para que no se elimine este servicio que se hace imprescindible teniendo en cuenta la población mayor que reside en Sardón y que carece de medio de transporte. Ya se ha acostumbrado a la celebración eucarística cada quince días, pero eliminar el servicio sanitario |clama al cielo!

 

El alcalde quiere lo mejor para su pueblo y sus vecinos y trabaja infatigablemente por sacar adelante proyectos que animen a repoblar el pueblo y sueña con ver las calles llenas de niños que sean la alegría de los abuelos. Como el pasado verano con un grupo de scouts que acampo en el termino.

Tienen la suerte de contar con un complejo deportivo que es la envidia de la comarca a la que ofrecen sus servicios . El contar con una magnífica piscina climatizada ayuda a que familias como Sandra puedan vivir dignamente atendiendo el bar y restaurante del complejo.

Cuando conoces a esta mujer , de sonrisa permanente, te dan ganas de quedarte a vivir en el pueblo, este pueblo que ya hace bastantes años acogió a ella y a su familia y a la que ellos ahora devuelven con el trabajo bien hecho y sobre todo con amor por los vecinos.

 

El 22 de septiembre comienzan las fiestas patronales y es una buena ocasión para acercarse a Sardón, disfrutar de su entorno, rodeado de fincas ganaderas, de senderos para pasear o realizar excursiones en bicicleta,  que pronto contarán con un carril propio y  que agrada mucho a los turistas que en verano ocupan los apartamentos rurales que regenta el ayuntamiento.

Alcaldes como Benjamín se necesitan en las corporaciones municipales para que impulsen con motivación, dedicación y alegría proyectos que ayuden a progresar a sus pueblos. Este joven está buscando la manera de aprovechar los recursos que ofrece el término  y creando puestos de trabajo y condiciones  mínimas para que sus vecinos tengan una vida con calidad y para que las fincas tengan los servicios que necesitan para sobrevivir.

Apoyemos a Sardón de los Frailes y conozcamos a sus  grandes vecinos que aman y defienden  su entorno.