Lunes, 11 de diciembre de 2017

Luis David Adame pide sitio

El mexicano intensifica su preparación en el Campo Charro y espera ilusionado su compromiso esta tarde en La Glorieta, que asegura “puede ser histórica para Salamanca y México”

Luis David Adame en una mañana de campo en la ganadería de Vellosino | FOTOS: Pablo Angular

MARÍA FUENTES

Nueva promesa azteca. Luis David Adame fue el novillero revelación de la pasada temporada y ya como matador de toros ha sabido dar con pie firme el paso al escalafón superior. Lentos los pasos, pero firmes. El mexicano se está abriendo camino y viene de triunfar en plazas importantes como San Sebastián donde logró convertirse en el primer mexicano de la historia en alzarse con la Concha de Oro, entre otras tardes de triunfo.

El corazón de Madrid lo ganó la pasada temporada lidiando un novillo de Montecillo un del 16 de mayo. Le llevó a la enfermería pero le dio el sitio en la afición en Las Ventas. Esa tarde se resumió en contratos, en ambiente en las ferias importantes hasta que tomara la alternativa en Nimes el 18 de septiembre con Alejandro Talavante como padrino y López Simón de testigo de esa tarde triunfal con los tres toreros a hombros. Su idea y meta en el toreo la tiene clara: el triunfo, “cueste lo que cueste”.

Su preparación estos meses de verano se ha visto intensificada. El compromiso de esta tarde en La Glorieta le responsabiliza. Se cita con un toro de Vellosino a puerta cerrada en una mañana cálida del mes de agosto. Nos espera. Hablamos con él.

De una etapa novilleril apoteósica a tomar la alternativa y tras eso, quedarse prácticamente parado. Lesión, cambio de apoderamiento… ¿qué pasó realmente?

Así es. Como novillero viví una temporada preciosa con triunfos muy importantes y con el cambio a matador de toros noté un cambio brusco. Mucha culpa de ese parón la tuvo una lesión en la clavícula que conllevó una recuperación muy lenta, y en ese parón influyó también mi cambio de apoderados. El paso de Taurodelta a FIT fue tarde y por eso costó entrar en las primeras ferias. Decidí cortar el apoderamiento de manera amistosa porque necesita algo más de lo que me estaban ofreciendo, y en este caso llegó la FIT en marzo y de momento  creo que la elección ha sido buena y esperemos que todo vaya a mejor.

San Sebastián, Bilbao o Palencia son triunfos esta temporada. Parece que las cosas van saliendo…

Sí. Me encuentro en un momento muy bonito, me vino muy bien la temporada mexicana. Estoy disfrutando mucho y ver que las cosas como dices van saliendo me da un plus de ilusión y  motivación para afrontar lo que está por venir a partir de ahora.

Esta tarde compromiso en La Glorieta con la Corrida Charra. ¿Qué le dice el cartel?

Es un cartel muy bonito, yo creo que es una tarde histórica tanto para Salamanca como para México. Voy con muchas ganas de triunfar y de que sea una tarde bonita para todos. Javier Castaño es un torero que admiro muchísimo, no es nada fácil por todo lo que ha pasado y como se ha sobrepuesto a todas las situaciones por lo que le tengo un máximo respeto y admiración. Respecto a Alejandro Marcos, es una persona con la que tengo muy buena amistad, es muy buen chaval y mejor torero. Y de mi hermano… pues imáginate.

¿Su maestro?

Rotundamente sí. Todo lo que sé me lo ha enseñado mi hermano Joselito. Lo tengo todos los días a mi lado y nos corregimos mutuamente junto con mi hermano Alejandro, el pequeño, que también está empezando y le queda todo el camino por recorrer. Siempre que alterno con mi hermano de luces, como va a ser el caso de Salamanca, me ilusiona muchísimo y al mismo tiempo me causa una gran responsabilidad y satisfacción.

¿Cuál es su mejor consejo?

El consejo que me ha dado desde que empecé y dije que quería ser torero es que haga lo que haga tengo que estar con verdad, que eso la gente lo ve y lo percibe. Siempre insiste en la verdad, en el toreo todo tiene que ser transparente, sin trampas.

¿Cuál es la mayor virtud de Luis David Adame como torero?

Tengo mucho por pulir y aún me queda mucho por perfeccionar pero me gusta mucho la variedad con el capote y la profundidad con la muleta. Es algo que trabajo mucho en los entrenamientos diarios y que siempre quiero insistir y mejorar.

El próximo compromiso fuerte esta temporada será Madrid, la plaza que te lo dio todo como novillero. Feria de Otoño en un cartel importante con los toros de Núñez del Cuvillo y compartiendo cartel con Antonio Ferrera y Sebastián Castella. ¿Cómo la afrontas?

Estar en Madrid como matador de toros es lo que llevo queriendo desde el mismo día que tomé la alternativa. La plaza de Madrid lo es todo. De novillero me dio todo es verdad, incluso me llevó a la camilla, pero esa vez la cornada me supo a gloria. Me sentí muy torero y la tarde de la Feria de Otoño no quiero defraudar. Tengo el mismo nivel de ganas que de responsabilidad. Sé que esa tarde va a marcar la próxima temporada.

¿El sistema se lo ha puesto fácil?

Sinceramente creo que no. Todos han visto que no me lo pusieron fácil. En los meses de parón me planteaba qué tengo que hacer para triunfar y que me den sitio pero bueno, eso se olvida y hay que seguir adelante. La Fiesta está en un momento muy complicado. Los toreros nuevos tenemos que estar al pie del cañón y las figuras por supuesto apoyándonos pero no queda otra que pelear y ganarnos el sitio en las plazas, hay pocos y hay que pelearlos.