Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Ahora es el momento

Comienza el curso, vuelve la rutina, los días se acortan pero las obligaciones diarias nos impulsan a ponernos en marcha. Es momento de inicios, de metas, de planes y de esperanzas. Es momento de pensar en una vida mejor, más plena. Una vida en la que haya espacio también para el otro, para que el más nos necesita.

Todos, en la medida de nuestras posibilidades, podemos hacerlo. Porque hay que recordar queel voluntariado es un importante factor de desarrollo personal y espiritual pero, sobre todo, es un imprescindible motor de desarrollo social. Por un lado, hace posible la participación ciudadana y, por otro, contribuye a la mejora de la calidad de vida de la sociedad, defiende los intereses de personas y grupos en situación de desventaja social, colabora en la satisfacción de necesidades sociales y genera con valentía y originalidad propuestas de mejora.

Cáritas está especialmente comprometida con la consecución de fines sociales fundamentales: la justicia social, defensa del medio ambiente, inserción de personas y colectivos en situación de exclusión, prevención de situaciones de marginación, cooperación al desarrollo, defensa de los derechos humanos, etc. Participar a través del trabajo voluntario es una vocación dentro de los carismas de la Iglesia, una dedicación en el ejercicio de la misericordia y el compromiso evangélico y es un derecho que tenemos los ciudadanos y las ciudadanas. El voluntariado contribuye al desarrollo de los pueblos creando tejido social y dando cobertura a las ideas y a los movimientos transformadores.

Por ello, ahora es el momento de dar el paso y comprometerse. Por ellos y por nosotros.