Jueves, 21 de septiembre de 2017

El retrovisor de Rajoy

Tan engolados y llenos de sí mismos van por la vida los políticos del PP cacareando su magnífico crecimiento económico que en este viaje solo miran “palante” y no observan que dejan detrás muchas víctimas de las financieras y del IBEX 35. ¡Pero Mariano, coño, mira por el espejo retrovisor! 

 Se empeñan en afirmar, Mariano Rajoy y sus ministros peperos, que ya hemos aparcado la crisis, y que se nota mucho el crecimiento y la recuperación económica de España. ¿Hablan del final  de la crisis? La cruda realidad es ­­que –millones de españoles­­– no hemos salido aún de la crisis, aunque algunos privilegiados como ellos ni siquiera han estado en ella. Solo hay que ver los sueldos y prebendas de Rajoy, de sus ministros, de algunos presidentes de comunidades autonómicas y alcaldes,  banqueros y empresarios del IBEX 35, la tropelía de corruptos, etc. A sus emolumentos desorbitados, legales o no, tendríamos que añadir sus ganancias extras por los sobres en “b“, la prevaricación y toda la parafernalia de ganancias por los delitos económicos que han cometido. Cómo van a querer irse Rajoy y el PP del Gobierno. Sería de tontos y no lo son precisamente

En estos cinco últimos años varios ministros y ministras de Rajoy han repetido en numerosas ocasiones que ya salíamos de la crisis. “¡La crisis es ya historia del pasado!”. “El empleo tiene tanta calidad como Báñez de ministra” (jajajaaaaaa, ver hemerotecas…) A veces, ellos y ellas –Rajoy también–­­ la llaman recuperación, salida a la española; pero decenas de veces metían la pata –o mentían– cuando reafirmaban frívolamente que ya volvíamos a estar, felices, en la primera línea de Europa.

  Tan pesado se nos pone Mariano Rajoy con lo de la recuperación económica y el crecimiento de España -gracias a él, claro- que habrá que darle la razón como a los tontos -y que estos nos perdonen por tan ofensivo y banal símil ¡Que sí, presidente Mariano, que sí, que crecemos mucho y todo va sobre ruedas en nuestra economía! Aunque, lamentablemente, los datos, órdenes y consejos del BCE y del FMI, y el devenir de los mercados internacionales intensifican las dudas sobre la economía española y sobre todo de los españoles.

Tan engolados y llenos de sí mismos van por la vida los políticos del PP cacareando su magnífico crecimiento económico que en este viaje solo miran “palante” y no observan que dejan detrás muchas víctimas de las financieras y del IBEX 35. ¡Pero Mariano, coño, mira por el espejo retrovisor! Echa una miradita por el rabillo del ojo y verás que estás dejando para atrás a millones de españoles en situación de pobreza, precariedad y exclusión, ciudadanos con sueldos y empleos muy mal remunerados y de escasa calidad.

 El obsoleto modelo económico y la reforma laboral del PP ha fracasado estrepitosamente para millones de españoles. Fundamentalmente esta fingida recuperación beneficia a las grandes y medianas empresas (no a sus trabajadores). Las más favorecidas son las exportadoras o los poderes financieros del IBEX 35 y los ricachones. Sin embargo, no ha penetrado esa tan falsamente admirada mejoría en el ciudadano normal, en los sectores productivos de esas empresas que sí ingresan más beneficios. Hay millones de españoles que aún están muy lejos de recuperarse, de llegar a la situación previa a la crisis de 2007/2008.

Está claro que aún no se benefician y pierden poder adquisitivo las familias,  muchísimos autónomos, los convenios sindicales y las pensiones. El nivel de empleo y su calidad aún no llega al precedente de la recesión. Y a todo esto hay que añadir cuotas perdidas, sociales y económicas, por culpa de la reforma laboral del PP de 2012, tan  sangrante y llena de recortes.

  Y a pesar del falso crecimiento, la gente sigue en paro, con una altísima temporalidad e inestabilidad en el empleo, con un fiasco en las negociaciones de los convenios sindicales y con una precariedad salarial vejatoria. Algo no hace bien el gabinete económico pepero, por eso la UE le reclama más medidas para acabar con la lacra del paro y la insoportable desigualdad socio-económica en España. Este mes de setiembre hemos vuelto a las cifras del paro negras y negativas: el desempleo sube en 46.400 personas y se destruyen 179.485 puestos de trabajo.¡ Más de 333.000 despidos el último día de agosto!

 En el pasado mes de julio el Gobierno ha vuelto a meter la mano en la hucha de la pensiones (Fondo de Reserva) y saca 8.700 millones de euros. Rajoy ya ha sacado en sus años de Gobierno 55.901 millones. Al ritmo que el Ejecutivo de Rajoy está consumiendo esta hucha de todos los españoles, el fondo quedaría agotado entre 2017 y 2018.

No queda otra que unir fuerzas parlamentarias progresistas para arrojar a Rajoy y al PP de la Moncloa.

 Es típica entre los economistas, más avanzados y nada reaccionarios, la frase “España empieza a recuperarse, pero los españoles, no”. También, otro tipo de economistas más afines a la derecha, a los poderes financieros y a los medios de comunicación más conservadores, afirman “Si vuelve la Izquierda al Gobierno, que Dios nos pille confesaos. Vuelta al déficit, agrandamiento de la deuda, subidas aún mayores de impuestos y la consecuente subida del paro, todo ello plagado de medidas sociales narcóticas para desviar la atención y caldear el ambiente”...

Pero las derechas ya sabemos a dónde nos llevan. Se necesita un nuevo modelo económico y social  y una más que original receta política de gobernar para todos los españoles. Algo así como una fórmula de gobierno a la portuguesa.