Viernes, 22 de septiembre de 2017
Las Villas al día

Pilar Corredera inicia las fiestas recordando sus vivencias en el pueblo

VILLORIA | El pregón ha estado seguido por la tradicional ofrenda floral a la Virgen de la Vega en la puerta de la iglesia

46 años de servicio a todo aquel que lo ha necesitado, “poniendo la salud por encima de todo”, acumula la enfermera Pilar Corredera, pregonera de las fiestas de Villoria y que ha iniciado oficialmente las celebraciones esta tarde desde el balcón del Ayuntamiento. A lo largo de su discurso hizo un repaso por los principales recuerdos que guarda del municipio y explicó cómo fue su formación y labor profesional. Ha sido elegida como pregonera por haber ayudado a sus vecinos a lo largo de sus cuatro décadas de trabajo y por ser una persona muy entrañable y ligada a Villoria, como señaló el alcalde, Julián Barrera, que estuvo también en el balcón acompañado de varios concejales.

Pilar Corredera recordó cómo era el pueblo y la vida durante su niñez, cuando aún no estaban asfaltadas las calles y disfrutaba de unos veranos inolvidables. Contó que se enamoró de la profesión de enfermera cuando acompañaba en sus consultas al médico de Babilafuente y desde entonces se volcó con una gran vocación en ayudar a los demás.

Durante el pregón, Corredera se dirigió en varias ocasiones a sus vecinos, y en especial a los jóvenes, para animar a disfrutar de las fiestas con intensidad pero con sensatez. Julián Barrera también pidió disfrutar de las celebraciones con “cordura” y “empatía”, en alusión a la polémica que ha enfrentado a los jóvenes con vecinos de la Plaza Mayor por la hora a la que debe acabar la fiesta. El alcalde recordó que el Ayuntamiento programa actuaciones hasta el máximo horario permitido y que debe respetarse la ley.

Tras el discurso, se guardó un minuto de silencio por las personas que han fallecido en el último año. Los vivas a la Virgen de la Vega y Villoria concluyeron el pregón, rematado también con el estruendo del chupinazo.

Ofrenda floral

Los asistentes, que habían llegado hasta el Ayuntamiento desde el Centro Cultural desfilando acompañados de música charra, se dirigieron a continuación hasta la puerta de la iglesia para la tradicional ofrenda floral a la patrona. El alcalde abrió el acto ofreciendo a la Virgen el bastón de mando, seguido por asociaciones y peñas, que hicieron sus respectivas ofrendas mientras sonaban la gaita y el tamboril.

El grupo Surco bailó al final de la ofrenda, durante la que también cantó un grupo de niñas la popular canción Despacito. La letra de la pegadiza canción, que a buen seguro sonará en las verbenas de Villoria, fue versionada para honrar a la patrona.

El telón de la Orquesta Flamingo subirá a medianoche para dar comienzo a horas de fiesta y diversión, que se prolongarán hasta bien entrada la noche. Quienes tengan más aguante, seguirán la marcha en la mañana del viernes en la alborada animada por la charanga, seguida por el encierro urbano. A las 12 horas comenzará la misa en honor a la Virgen de la Vega, tras la que se celebrará la procesión y se ofrecerá un vino de honor. Por la tarde será el turno del rejoneo y la Orquesta Azabache pondrá música a la noche.

Fotos: Pilar Corredera y Víctor Sánchez

  • Pilar Corredera lee el pregón