Lunes, 11 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El Geoparque de las tres sierras y los tres ríos englobaría a 104 municipios

CIUDAD RODRIGO | Se van a hacer reuniones por zonas para preparar un documento de ‘Declaración de Intenciones’
Asistentes a la presentación | Foto @kisanghani

El Palacio de Los Águila de Ciudad Rodrigo fue escenario en la mañana del jueves de la presentación en sociedad del proyecto de creación en la provincia de Salamanca de un Geoparque, una denominación que se ha otorgado en lo que va de siglo a 70 zonas de Europa que tienen un patrimonio geológico particular y una estrategia territorial de desarrollo sostenible, según explicaron investigadores de la Universidad de Salamanca, entidad que promueve el proyecto desde su Departamento de Geología.

El proyecto inicial del Geoparque salmantino (en España hay ahora mismo 11) abarca un territorio que va desde el sureste de la provincia al noroeste, englobando un total de 104 municipios –la lista completa aparece más abajo- de las zonas de Sierra de Béjar, Sierra de Francia y Quilamas, El Rebollar, Ribera de Azaba y Las Arribes.

Estas zonas tienen “una singularidad geográfica que encaja con la figura del Geoparque”, en palabras de Enrique Cabero, vicerrector de Promoción y Coordinación de la Universidad de Salamanca, al contar con puntos de especial interés geológico, mineralógico, geomorfológico o paleontológico con valor científico, didáctico, y/o turístico cultural; y patrimonio biológico, arqueológico, histórico y cultural.

Eso sí, el nombre propuesto es el de ‘Geoparque de las tres sierras y de los tres ríos de Salamanca’, en referencia a las sierras de Béjar, Francia y Quilamas, y los ríos Tormes, Duero y Águeda. En total, el proyecto inicial del Geoparque abarca 366.260 hectáreas, aunque la iniciativa podría ampliarse a más municipios, como por ejemplo Ciudad Rodrigo, según se indicó en la reunión. De igual modo, el territorio podría ser más pequeño si hay municipios que no quieren implicarse.

Según se apuntó en el acto (al que asistieron principalmente alcaldes de la comarca, sobre todo del PSOE), desde hace tiempo se cuenta con investigaciones sobre las características geológicas de la provincia salmantina, teniendo en palabras de Enrique Cabero “una singularidad que merece el impulso de las instituciones para reunir los requisitos para ser Geoparque” (de hecho, la idea de poder crear un Geoparque en la provincia viene de hace 12 años).

Aunque en la iniciativa estarían involucrados todos los Ayuntamientos, la responsabilidad principal correría a cargo de la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca, contribuyendo también los Grupos de Acción Local de las zonas involucradas (Adezos, Adriss y Adecocir). En principio, todas estas instituciones han dado su visto bueno favorable a intentar conseguir la declaración de Geoparque, cuya parte científica “ya está resuelta” con los estudios realizados.

El ‘primer paso’, según expresó el investigador que lleva la voz cantante, Ángel Corrochano, del Departamento de Geología de la USAL, es elaborar un documento de Declaración de Intenciones y presentarlo ante la UNESCO. Para ello, en la mañana del jueves se acordó realizar reuniones por zonas (al ser un territorio tan amplio) para ir explicando el proyecto. Se quiere que este primer paso pueda estar completo antes de diciembre.

Algunos de los alcaldes asistentes a la reunión preguntaron cuál sería el efecto real que tendría en los pueblos, especialmente para evitar la sangría poblacional. Los responsables de la iniciativa apuntaron que la creación de un Geoparque es “positiva con carácter general”. En la sesión se expuso el trabajo que se ha realizado en los tres últimos años con la Ruta de los Fósiles en Monsagro, que ha pasado de ser un lugar desconocido a recibir a 14.000 personas en este tiempo.

Para Enrique Cabero, el Geoparque es “un proyecto ilusionante, con grandes posibilidades de desarrollo inmediato, pero requiere de ordenación y apoyo”. Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias, José Miguel Mateos Roco, señaló que este proyecto “va a ser un beneficio directo para la sociedad, y en este caso la más cercana”, considerando que puede ser “un impulso”. Por su parte, Ángel Corrochano también resaltó que “no partimos de cero, en la zona propuesta ya hay infraestructuras que van a servir para el Geoparque, como las Casas-Parque o Centros de Interpretación”.

Los 104 municipios que englobaría inicialmente el Geoparque son: Agallas, Ahigal de los Aceiteros, La Alameda de Gardón, La Alamedilla, La Alberca, Alberguería de Argañán, Aldeacipreste, Aldeadávila de la Ribera, Aldea del Obispo, Aldeanueva de la Sierra, Almendra, San Miguel de Robledo, La Atalaya, Barruecopardo, La Bastida, Béjar, Bermellar, El Bodón, La Bouza, El Cabaco, Cabeza del Caballo, La Calzada de Béjar, Campillo de Azaba, Candelario, Cantagallo, Carpio de Azaba, Las Casas del Conde, Casillas de Flores, Cepeda, Cereceda de la Sierra, Cerezal de Peñahorcada, El Cerro, Cilleros de la Bastida, Colmenar de Montemayor, Espeja, La Fregeneda, Fuenteguinaldo, Fuentes de Oñoro, Gallegos de Argañán, Garcibuey, Herguijuela de Ciudad Rodrigo, Herguijuela de la Sierra, Hinojosa de Duero, Ituero de Azaba, Lagunilla, Linares de Riofrío, Lumbrales, Madroñal, El Maíllo, Martiago, Masueco, Mieza, Milano, Miranda del Castañar, Mogarraz, Molinillo, Monforte de la Sierra, Monleras, Monsagro, Montemayor del Río, Navacarros, Nava de Francia, Navarredonda de la Rinconada, Navasfrías, El Payo, La Peña, Peñacaballera, Peñaparda, Pereña, Pinedas, Puebla de Azaba, Puerto de Béjar, Puerto Seguro, La Redonda, La Rinconada de la Sierra, Robleda, Saelices el Chico, Saldeana, San Esteban de la Sierra, San Felices de los Gallegos, San Martín de Castañar, San Miguel de Valero, Santibáñez de la Sierra, Sardón de los Frailes, Saucelle, El Sahugo, Sequeros, Serradilla del Arroyo, Serradilla del Llano, Sobradillo, Sotoserrano, Tenebrón, Trabanca, Valdelageve, Valero, Vilvestre, Villanueva del Conde, Villar de Argañán, Villar de Ciervo, Villar de la Yegua, Villarino, Villasrubias, Zamarra y La Zarza de Pumareda.